•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un jesuita estará al frente de la Comisión de la Verdad que pactaron los rebeldes de las FARC y el gobierno de Colombia para esclarecer lo ocurrido durante el conflicto al que pusieron fin con un acuerdo de paz.

El sacerdote Francisco de Roux encabeza las 11 personalidades que conforman el grupo encargado de arrojar luz sobre las responsabilidades del enfrentamiento de medio siglo, según anunció este jueves el comité de selección.

La Comisión de la Verdad contará con cinco mujeres y seis hombres, incluidos periodistas, abogados, expertos en el conflicto y dos médicos.

Ellos serán los "encargados de investigar y ofrecer la verdad (...) con miras a la reconciliación, la reparación y la construcción de paz", expresó un comunicado oficial el comité.

La comisión fue elegida por representantes de Naciones Unidas, el tribunal europeo de Derechos Humanos, la justicia colombiana y las universidades estatales del país.

"Lejos de ser una comisión para incentivar señalamientos, (...) que traigan actitudes de venganza y de retaliación, es una comisión que tiene que acercarse al problema con mucha compasión", expresó de Roux a la W radio.

El gobierno y las FARC, que sellaron un acuerdo que condujo este año al desarme y transformación de esa guerrilla en partido político, acordaron ese mecanismo como parte de sus compromisos de verdad, justicia y reparación con las víctimas.

Sin competencia para juzgar, la Comisión de la Verdad iniciará funciones una vez sea reglamentada y aprobada en el Congreso la Justicia Especial para la Paz (JEP), actualmente en debate.

Bajo ese sistema, los guerrilleros y militares implicados en delitos atroces podrán recibir penas alternativas a prisión si confiesan sus crímenes, reparan a las víctimas y se comprometan a nunca más ejercer la violencia.

El conflicto en Colombia, en el que también tomaron parte narcos, otras guerrillas y paramilitares de ultraderecha, deja unos 7,5 millones de víctimas entre muertos, desaparecidos y desplazados.