•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La madre, el padrastro y el médico de una menor de 2 años fueron detenidos hoy por la Policía Nacional Civil (PNC) en el municipio de Villa Nueva, del departamento central de Guatemala, sospechosos del asesinato de la niña el pasado 9 de noviembre.

Según informó la PNC, el Instituto Nacional de Ciencias Forences (Inacif) encontró varios golpes en el cuerpo de la bebé, quien falleció por un trauma craneoencefálico.

La madre, Karen Elizabeth Solares Alas y el padrastro, Enrique Juárez Mendoza, fueron apresados por la posible comisión del delito de parricidio, femicidio, falsedad ideológica, omisión de denuncia y encubrimiento propio.

El médico de la niña, Aston Rolando Martín Morteley, también fue aprehendido por considerar que pudo haber cometido falsedad ideológica, omisión de denuncia y encubrimiento propio.

Según el parte de la policía, el médico habría emitido en el acta de defunción que la bebé murió por neumonía, algo que el Inacif desmiente en su informe.

Además, se tomaron en cuenta denuncias de vecinos de la pareja acerca de maltratos y violencia intrafamiliar, lo que llevó a la PNC a detener a los tres sospechosos.

De acuerdo con el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, en Guatemala dos niños fallecen al día, otros 40 se quedan huérfanos a consecuencia de la violencia, unos 31 sufren maltrato y 23 son víctimas de abusos sexuales, lo que se traduce en que 6 niñas dan a luz a diario bebés tras una violación.

Entre enero y septiembre, la Procuraduría de Derechos Humanos recibió 474 denuncias de posibles violaciones a derechos de la niñez, un registro inferior a lo visto en años anteriores, pues en 2016 hubo 880 denuncias, en 2015 fueron 995 y en 2014 se registraron 1.039.

Otro de los grandes retos que enfrentan los menores en Guatemala es el trabajo infantil, el cual, según una encuesta nacional, durante 2016 registró un 6,3 % de niños entre 7 y 14 años realizando alguna actividad económica, mayoritariamente en el área rural.