•   Bonn, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El mundo aumentó en 2017 sus emisiones de gas con efecto invernadero, tras tres años de cierta estabilidad, lo que vuelve a inyectar urgencia en las negociaciones del clima (COP23), que se retomó este lunes en la ciudad alemana de Bonn.

Las emisiones de CO2 ligadas a la industria y la combustión de energías fósiles deberían aumentar un 2% este año, respecto a 2016 (entre 0.8% y 2.9%) y alcanzar un récord de 36,800 millones de toneladas, después de mantenerse prácticamente estables entre 2014 y 2016, subrayó el Global Carbon Project en su 12º balance anual, realizado por científicos de todo el mundo.

“Eso muestra que hay que actuar con más resolución. Hay que olvidar cualquier autocomplacencia”, explicaron los autores del estudio, publicado en las revistas Nature Climate Change, Environmental Research Letters y Earth System Science Data.

“Es una gran decepción”, subraya una de las autoras, Corinne Le Quéré, de la universidad británica de East Anglia. “Con 41,000 millones de toneladas de CO2 emitidas estimadas para 2017 [añadiendo la deforestación], podría faltar tiempo para mantener la temperatura por debajo de los 2 ºC, y a fortiori, 1.5 ºC”, objetivo fijado por el Acuerdo de París, aprobado a finales de 2015, contra el cambio climático.

Para conseguirlo, “sería necesario que las emisiones alcancen su pico estos próximos años y disminuyan rápidamente a continuación”, recordó.

China, responsable del 28% de las emisiones de gases con efecto invernadero y que permitió mejorar la situación en los últimos años reduciendo su utilización del carbón, está en gran medida detrás de la degradación de 2017, según los investigadores. La causa: un boom de la producción industrial y una producción hidroeléctrica menor por culpa de episodios de sequía.

También deberían bajar las emisiones en Estados Unidos, aunque más ligeramente (-0.4%, frente a -1.2% de media anual anteriormente). Será la primera vez en 5 años que el consumo de carbón aumente (+0.5%) a causa de la carestía del gas natural.

En India, las emisiones crecieron un poco menos (+2%), pero esto debería ser temporal, advierten los investigadores. En cuanto a la UE, sus emisiones están bajando más lentamente que en la década anterior (-0.2%).

Los diez principales emisores son, por orden, China, Estados Unidos, India, Rusia, Japón, Alemania, Irán, Arabia Saudita, Corea del Sur y Canadá (la UE, en conjunto, ocupa la 3ª posición).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus