•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La expresidenta de Brasil Dilma Rousseff se mostró hoy crítica con las sanciones que la Unión Europea ha impuesto a Venezuela, medidas restrictivas que dijo "no beneficiarán a nadie" ni "ayudarán a nada".

En una rueda de prensa, Rousseff señaló que no ve "ni la lógica política ni la económica" de las sanciones, y que ella misma se mostró en contra de las sanciones de Mercosur a Caracas porque "al final solo afectan a los ciudadanos".

"Es como en Cuba, ¿acaso cambió un ápice la política de La Habana por las sanciones de EEUU?", dijo.

"Cuando hay sanciones quien paga es el pueblo, pero ni mejora el país en sus relaciones ni hay otros cambios", añadió.

Rousseff, invitada a la reunión de Eurolat en Estrasburgo por la Izquierda Unitaria Europea, que considera que el único Gobierno legítimo de Brasil es el depuesto, expresó a los eurodiputados su esperanza de que Luiz Inácio Lula da Silva se convierta en el próximo presidente de Brasil.

"Lula es la esperanza para retomar la reducción de las desigualdades", señaló Rousseff, quien se refirió varias veces a haber sufrido un "golpe parlamentario".

En el debate con los eurodiputados de Eurolat, el miembro del PP Ignacio Salafranca lamentó que no se hubiera contado con su consenso para aceptar la intervención de Rousseff desde la coordinación de Eurolat, que preside Ramón Jáuregui.