•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El "efecto Trump", provocado por el aislacionismo del presidente estadounidense, Donald Trump, conllevará un aumento de las relaciones políticas y económicas entre la Unión Europea (UE) y América Latina, a juicio de expertos de ambos continentes reunidos hoy en París.

Esa "ventana de oportunidad" puede llevar a logros como el cierre del acuerdo comercial entre Mercosur y la UE, que se negocia desde hace dieciocho años, y a una mayor integración vertebrada en los valores compartidos entre ambas regiones.

En un foro celebrado en la universidad SciencesPo de París con el Banco de Desarrollo de América Latina CAF, la excanciller argentina Susana Malcorra advirtió de "la crisis del multilateralismo", pero consideró que atribuirla sólo a la llegada de Trump a la Casa Blanca sería "menospreciar su magnitud".

"El multilateralismo se ha quedado corto de herramientas. Los desafíos que enfrenta el mundo obligan a repensar el modelo y, si eso era así sin Trump, aún lo es más con él", señaló Malcorra, que presidirá la próxima conferencia ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en Buenos Aires.

Indicó que los valores que engendraron el sistema multilateral tras la II Guerra Mundial están siendo cuestionados, y ahora América Latina tiene un papel esencial en su "renacimiento" porque ya fue responsable de traer al debate muchos de sus valores fundacionales.

Después de escuchar los discursos de Trump en Oriente Medio o del presidente chino, Xi Jinping, cuestionó que se vayan a defender la democracia y los derechos humanos en el nuevo orden global, por lo que instó a Europa y Latinoamérica a aliarse en este campo.

En esa misma línea, el exministro español de Exteriores Josep Piqué recordó que el centro de gravedad del mundo está cada vez más lejos de Europa, al tiempo que América Latina ha dejado el tópico de ser el "extremo Occidente" para adquirir un carácter capital por su ubicación entre los dos grandes océanos.

Tras reconocer que "los europeos hablamos demasiado poco de los latinoamericanos", pidió a los responsables de la negociación entre Mercosur y la UE que pongan "las luces largas" en un momento de "repliegue anglosajón con Trump y el 'brexit' (la salida del Reino Unido del bloque comunitario)" para cerrar un acuerdo lo antes posible.

Piqué recordó que el "gran dinamismo" de las inversiones europeas en América Latina no tiene una correlación con el débil intercambio comercial y, por ello, reclamó que se profundice en estos porque, además, favorecerán los procesos de integración dentro del propio Mercosur y con la Alianza del Pacífico.

Por su lado, el embajador peruano ante la Unión Europea y excanciller, Gonzalo Gutiérrez, recordó que veintiséis países latinoamericanos y del Caribe ya tienen acuerdos comerciales con la UE.

"Mis últimas informaciones me dicen que antes de final de año estará cerrado el acuerdo" entre Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay) y la UE, reveló el diplomático.

El ex primer ministro italiano y decano de la escuela de Asuntos Internacionales de SciencesPo, Enrico Letta, sentenció que "el efecto Trump existe" y que ha hecho que la relación entre las regiones "cambie completamente".

"Hasta ahora eran como dos primos que se saludaban en una fiesta, A partir de ahora no va a ser así. El impacto se da sobre un cambio que ya estaba en marcha, lo que eran pequeños terremotos ahora va a ser uno enorme", resaltó.

Para Letta, Europa y América Latina necesitan "recuperar el tiempo perdido, hablarnos mucho más para insuflar un nuevo compromiso", y ejemplificó las posibilidades de esa cooperación con el Acuerdo del Clima de París alcanzado en la COP21, en diciembre de 2015.