•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las personas transexuales y transgénero de Bolivia exigieron hoy, con un plantón y una huelga de hambre en La Paz, que el Tribunal Constitucional (TC) aclare el fallo que declaró la inconstitucionalidad de un fragmento de una ley que les permitía casarse y adoptar hijos, entre otros derechos.

Una veintena de mujeres transexuales se apostó frente a la iglesia de San Francisco en La Paz con pancartas y consignas para protestar contra el alto tribunal y exigir el respeto a los derechos que les confirió la Ley de Identidad de Género promulgada por el Gobierno de Evo Morales en mayo de 2016.

La activista transexual Laura Álvarez dijo a Efe que el TC se ha comportado como "inquisidor y fascista" y provocó un retroceso que deja en el "limbo constitucional" a ese colectivo.

"No vamos a poder hacer un simple contrato de alquiler, hacer un simple contrato de trabajo, no vamos a poder entrar al baño sin decir antes: soy transexual", indicó.

El fallo del Constitucional cuestionado sostiene que las personas pueden cambiar los datos de su nombre, imagen y su identidad sexual en sus documentos oficiales al amparo de la Ley de Identidad de Género de 2016, pero agrega que eso no conlleva todos los derechos.

En el documento, difundido la semana pasada, el alto tribunal boliviano detalló que la modificación de toda esa información no implica que las personas que lo hicieron tengan derecho al matrimonio, a la adopción, ni a la participación política usando el recurso de la paridad de género.

Ante esto, un grupo de activistas de la comunidad de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) inició la noche del martes una huelga de hambre en la Defensoría del Pueblo para exigir al TC que aclare los alcances del fallo dentro de las próximas 48 horas.

Las personas que llevan a cabo esta medida consumen solo algunos dulces y agua, y mastican hojas de coca para mitigar el hambre.

La transexual y huelguista Tamara Núñez del Prado dijo a Efe que el Constitucional ya ha hecho aclaraciones sobre sus fallos que le han hecho retroceder en sus decisiones en algunos casos.

También indicó que el tribunal debe señalar "qué medidas o qué derechos han sido limitados", ya que, en su criterio, el TC no puede quitar todos los derechos a nadie porque eso sería "prevaricato".

Con la vigencia de la ley de Identidad de Género, más de 160 personas cambiaron su identidad legal en Bolivia y pudieron obtener nueva documentación y ocho de ellas contrajeron matrimonio legal con sus parejas.

Es el caso de Luna Humérez, la primera mujer transexual en casarse de Bolivia, quien contó a Efe que ese era uno de sus sueños, "contraer matrimonio y formar un hogar" con un hombre.

Humérez lamentó que a raíz del fallo judicial, las mujeres trans que buscaban formar un hogar no puedan hacerlo.

Algunos representantes del Gobierno han lamentado la determinación del Constitucional boliviano, mientras que la Iglesia católica ha calificado la determinación como una "decisión sabia".