•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Órgano Judicial indicó en un comunicado que la defensa de uno de los imputados dentro del proceso de Odebrecht, que participaría en la audiencia de validación de acuerdo de colaboración programada para mañana, pidió "la posposición de dicho acto y que se realizara bajo reserva, por la seguridad de su cliente".

La petición fue comunicada por el Juzgado Decimosegundo Penal de Panamá a la fiscal especial Anticorrupción, Zuleika Moore, quien "mediante escrito informó que no se oponía a las dos peticiones de la defensa".

"El juez Óscar Carrasquilla procederá a programar una nueva fecha para esta audiencia, de conformidad a la petición de la defensa particular y de la Fiscalía Especializada Anticorrupción" del Ministerio Público, señala el comunicado.

Se tenía previsto que el Juzgado Decimosegundo Penal validara mañana las confesiones que un implicado en el proceso Odebrecht ofreció a la Fiscalía sobre el pago de sobornos por parte de la multinacional en Panamá.

El juez debe considerar en la comparecencia si son válidas las delaciones del implicado, cuya identidad ahora estará en reserva, según el OJ, y si reduce la pena o archiva la causa en su contra.

El pasado 9 de noviembre el juez Carrasquilla validó el acuerdo alcanzado entre la Fiscalía panameña y Odebrecht, que incluye el pago de una multa de 220 millones de dólares y el archivo de la causa en Panamá contra la empresa y sus antiguos directivos en el país por haber colaborado en las investigaciones.

Odebrecht se comprometió en el acuerdo a pagar en 12 años los 220 millones, de los que ya depositó 10 millones, que serán descontados del monto total.

Carrasquilla validó además los testimonios de Andre Rabello, que dirigió por varios años las operaciones de Odebrecht en Panamá, y de dos operadores financieros de la firma, Olivio Rodrigues Junior y Luiz Eduardo da Rocha Soares, y archivó las causas en su contra por blanqueo de capitales, entre otros delitos.

En esa audiencia, la fiscal desveló que Rabello confesó haber pagado más de 80 millones de dólares a funcionarios y particulares panameños, de ellos cerca de 55,8 millones de dólares a dos hijos del expresidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014).

Rabello, en una videoconferencia desde el consulado panameño en Sao Paulo, Brasil, ratificó los datos ofrecidos por la Fiscalía panameña y acusó a los exministros de Martintelli Frank de Lima, Demetrio Papadimitriu, José Domingo Arias (excandidato presidencial) y Jaime Ford.

La fiscal explicó que Rabello aseguró en sus delaciones que la constructora no pagó sobornos para adjudicarse contratos públicos, sino para recibir un "trato preferencial" del Gobierno y agilizar así "el pago de facturas, la asignación de financiamiento y presupuesto o la formalización de adendas".

En la comparecencia se ratificaron datos del supuesto pago de los sobornos que habían sido filtrado a la prensa local en el último año y que ya han sido rechazados por casi todos los involucrados.

Por el caso de los sobornos de Odebrecht están procesadas 63 personas en Panamá, entre ellas, los dos hijos de Martinelli, sobre quienes hay una orden de búsqueda y captura.

Odebrecht, que llegó a Panamá en el año 2006 y tiene unos 8.000 trabajadores en el país, es la principal contratista del Estado y actualmente ejecuta obras por más de 3.000 millones de dólares, según datos oficiales.