•   Berlín  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El negociador británico del Brexit, David Davis, rechazó este jueves estar obligado a dar una respuesta pública a finales de la semana próxima sobre la factura que Reino Unido debe pagar por abandonar la Unión Europea.

El jefe negociador del bloque, Michel Barnier, había dado el viernes pasado un plazo de dos semanas para responder a esta cuestión prioritaria, con el objetivo de poder empezar las discusiones comerciales.

Pero Davis rechazó este jueves el ultimátum: "Yo no fijé esa fecha límite", dijo en un foro de líderes empresariales en Berlín.

"La próxima fecha clave es el Consejo Europeo de diciembre", señaló, en referencia a la cumbre de los jefes de Estado y de Gobierno europeos del 14 y 15 de diciembre.

"Michel es un negociador [...] ¿Está negociando? Sí", consideró durante el evento. "No creo que se nos vaya a presionar para proporcionar una respuesta pública la próxima semana".

Responsables de la UE consideran que el monto a pagar por Londres por sus compromisos adquiridos como miembro se elevaría a 60.000 millones de euros (70.600 millones de dólares), pero Londres fija la cantidad en torno a 20.000 millones.

La factura del Brexit es el principal escollo en las negociaciones sobre la salida de Reino Unido del bloque comunitario.

En su última cumbre, en octubre, los líderes europeos decidieron que se habían logrado pocos avances en las tres prioridades iniciales de la negociación --la factura, los derechos de los ciudadanos europeos en Reino Unido y la frontera entre Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte-- como para pasar a la siguiente etapa.

Dijeron que esperaban iniciar conversaciones sobre la futura relación y la transición tras el Brexit en su cita de diciembre, pero responsables europeos advirtieron que eso podría posponerse hasta febrero o marzo.