•   Beirut, Líbano  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Aoun, según un comunicado emitido por su oficina, telefoneó a Macron para agradecerle su apoyo, antes de que el mandatario francés recibiera a Hariri en el Elíseo al mediodía de hoy.

París trata de mediar en la disputa entre el Líbano y Arabia Saudí, después de que Hariri anunciara su renuncia desde Riad el pasado día 4 y permaneciera en ese país hasta este fin de semana.

El jefe de Estado libanés no ha aceptado aún la dimisión del primer ministro y le ha exigido en todo este tiempo que regrese a Beirut para presentarla en persona y exponer los motivos detrás de la misma.

Hariri dijo hoy a la prensa en París que dará a conocer su postura "después de entrevistarse con el presidente Michel Aoun" en el Líbano, adonde prometió que regresará el 22 de noviembre para participar en la fiesta nacional de la Independencia.

Asimismo, agradeció al presidente Macron su "apoyo", asegurando que "Francia una vez más demostró su grandeza y su papel en el mundo y la región, así como su apego al Líbano y a su estabilidad".

París mantiene fuertes lazos con el Líbano, antiguo protectorado francés, y Hariri tiene una casa en la capital gala, donde residió tras el asesinato de su padre en 2005.

La oficina de prensa de Hariri comunicó hoy que el líder suní telefoneó a Aoun, así como al presidente del Parlamento, Nabih Berri, y al muftí de la República -máxima autoridad religiosa suní-, jeque Abdelatif Derian.

Mientras, otros dirigentes de fuerzas políticas libanesas hablaron por teléfono con Hariri a lo largo del día, después de que el primer ministro permaneciera relativamente aislado durante las pasadas dos semanas en Arabia Saudí.

Algunos grupos y el propio Aoun denunciaron que Hariri estaba retenido en el reino saudí en contra de su voluntad, algo que ha sido negado por él mismo y por las autoridades de Riad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus