•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El exmandatario Sebastián Piñera (derecha) y el senador Alejandro Guillier (centroizquierda) pasarían a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Chile, el próximo 17 de diciembre, de confirmarse los resultados que arroja el escrutinio, que ya supera la mitad de las mesas.

El candidato de la coalición conservadora Chile Vamos obtiene el 36.66%, seguido del aspirante de la oficialista Fuerza de Mayoría, con el 22.63%, y de la abanderada del izquierdista Frente Amplio, Beatriz Sánchez, cuyo inesperado ascenso es la sorpresa de la jornada de votación celebrada este domingo, al sumar un 20.43%.

En la encuesta dada a conocer el pasado 25 de octubre por el Centro de Estudios Públicos (CEP), la más prestigiosa del país, la aspirante presidencial del Frente Amplio tenía un respaldo de apenas el 9.4%, 8.5 puntos menos con respecto a la medición anterior.

El aspirante ultraconservador José Antonio Kast se sitúa en cuarto lugar, con el 7.85% de los sufragios escrutados hasta el momento, por delante de la abanderada democratacristiana Carolina Goic, con el 5.91 %, y el candidato progresista Marco Enríquez-Ominami, con el 5.63 %.

Según los datos que arrojan las 22.839 mesas escrutadas, que corresponden al 53.05 del total (43,052), los últimos lugares corresponden al ultraizquierdista Eduardo Artés, con el 0.51 %, y al bolivariano Alejandro Navarro, con el 0.38.

Encuestas se equivocan 

Los sondeos que manejaban los comandos electorales y los analistas políticos en vísperas de la votación de este domingo le atribuían a la candidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, menos del 10%, mientras que para el expresidente Sebastián Piñera pronosticaban una votación muy superior al 40 %.

De hecho, en la encuesta del prestigioso Centro de Estudios Públicos (CEP), el expresidente sumaba un 44%; el aspirante oficialista, Alejandro Guillier, un 20 %, y Beatriz Sánchez un 8.5%.

En tanto, en el sondeo de la empresa demoscópica Adimark dado a conocer apenas dos semanas antes de los comicios, Piñera sumaba un 33%, Guillier un 16% y Sánchez un 11%.