•   Berlín, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La canciller alemana Angela Merkel prefiere elecciones anticipadas antes que encabezar un gobierno en minoría y dijo estar dispuesta a ser nuevamente candidata.

En un discurso transmitido por la televisión pública ARD, la jefa de gobierno dijo ser "escéptica" acerca de buscar permanecer en el poder con un gobierno minoritario y que "sería preferible" realizar elecciones anticipadas.

Crisis inédita

Por su parte, el presidente alemán Frank-Walter Steinmeier exhortó el lunes a la clase política, tras el histórico fracaso de las negociaciones para formar gobierno, a retomar las conversaciones para evitar la convocatoria de unas legislativas anticipadas que debilitarían a Alemania y a Europa.

El domingo por la noche, tras el fracaso de las negociaciones, la canciller había prometido "hacer todo lo posible para que el país esté bien dirigido en las difíciles próximas semanas"

El jefe de Estado, que entre sus escasas prerrogativas tiene la de iniciar un proceso que puede conducir a la disolución del parlamento, rehusó de momento hacerlo.

"Espero que todos (los partidos) estén disponibles para el diálogo y que sea posible, en un plazo razonable, la formación de un gobierno", dijo Steinmeier en una intervención televisada. Se refirió a "una crisis sin precedentes para la República federal alemana en casi 70 años de existencia".

En efecto, desde 1949, nunca había ocurrido que el país no tuviera mayoría para ser gobernado. La noche del domingo, tras un mes de negociaciones y dilaciones, los conservadores de Merkel (CDU-CSU), los liberales (FDP) y los ecologistas fracasaron en su intento de formar una coalición gubernamental.

"La incomprensión y la inquietud serían grandes en nuestro país, pero también en el extranjero, especialmente en nuestro vecindario europeo, si nuestras fuerzas políticas no demuestran responsabilidad", añadió el presidente Steinmeier

El llamado se dirige a los conservadores, liberales y ecologistas, pero también a los socialdemócratas del SPD, humillados en las pasadas elecciones de septiembre y que no quieren renovar su alianza con Merkel.

El jefe del SPD, Martin Schulz, reiteró este lunes que "no teme a unas nuevas elecciones".