•   Miami, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La recompensa para quien ayude a capturar a un presunto asesino serial que ya se ha cobrado la vida de cuatro personas y tiene aterrorizado a un barrio de la ciudad de Tampa (Florida) subió a 110.000 dólares, informaron hoy medios locales.

Una fundación que lleva el nombre de David A. Straz Jr. contribuyó con 10.000 dólares a engrosar la recompensa, que empezó en 25.000 dólares cuando a comienzos de octubre se produjeron los dos primeros asesinatos en el barrio de Seminole Heights.

La Policía de Tampa, una ciudad de más de 336.000 habitantes, considera que los cuatro asesinatos registrados en Seminole Heights desde el 9 de octubre son obra de la misma persona.

Straz, un banquero y filántropo que se propone ser candidato a dirigir la Alcaldía de Tampa en 2019, dijo en un comunicado que espera que el dinero ofrecido como recompensa ayude a capturar a quien o quienes sean responsables de la pérdida de vidas humanas.

La última víctima fue un desempleado de 60 años, cuyo cuerpo sin vida fue hallado en una calle de Seminole Heights el pasado 14 de noviembre.

Un testigo de este asesinato describió al asesino como un hombre negro de 1,85 metros de altura y complexión delgada que vestía totalmente de color negro y empuñaba una pistola, de acuerdo con las informaciones suministradas por la Policía.

Cuando el 14 de noviembre agentes policiales hallaron el cuerpo sin vida de Ronald Felton en la calle, el jefe de Policía de Tampa, Brian Dugan, dijo que por el lugar donde se produjo el asesinato, en la misma zona que los otros tres, y la manera en que actuó el asesino, se puede deducir que los cuatro crímenes "están ligados".

Las cuatro víctimas no estaban relacionadas entre sí y estaban solas cuando encontraron la muerte por disparos de un arma de fuego.

La primera víctima fue Benjamin Mitchell, de 22 años, a quien el asesino disparó mortalmente el 9 de octubre cerca de una parada de la línea 9 de autobuses.

Dos días después, aunque su cadáver no fue encontrado hasta el 13, Mónica Caridad Hoffa, de 32 años, caminaba por el barrio para encontrarse con un amigo cuando murió a causa de varios disparos.

El 19 de octubre, Anthony Naiboa, de 20 años, buscaba una parada de autobús cuando fue asesinado a tiros.

El padre de Naiboa, que era autista, había llamado poco antes a la Policía para reportar que su hijo estaba desaparecido.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus