•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La presidenta Michelle Bachelet puso hoy en marcha el nuevo sistema eléctrico nacional que podrá abastecer de energía al 97 % de la población chilena y que se extiende por 3.100 kilómetros, uno de los más extensos de la región.

"Es, sin duda alguna, la obra de transmisión eléctrica más grande en la historia de Chile y la más compleja técnicamente", enfatizó la mandataria que llegó hasta el Centro de Control del Coordinador Eléctrico Nacional, junto al ministro de Energía, Andrés Rebolledo.

El nuevo sistema eléctrico nacional se extiende por 3.100 kilómetros, desde Arica, en el extremo norte de Chile, hasta Chiloé, por el sur, abasteciendo de electricidad a más del 97 % de la población nacional.

Tendrá una capacidad instalada aproximada de 24.000 megavatios y una demanda de 11.000 megavatios, los que representa el 99 % de la capacidad instalada de generación del país.

Es el resultado de la Interconexión de los Sistemas Interconectados Central (SIC) y del Norte Grande (SING).

"Nuestro país ha terminado con la absurda situación de tener un sistema eléctrico en el Norte Grande, y otro sistema distinto entre Taltal y Chiloé.

Lo que estamos haciendo hoy es borrar esa frontera que interrumpía abruptamente la transmisión eléctrica, que aumentaba los precios y la ineficiencia", sostuvo la presidenta Bachelet.

Las obras comenzaron su construcción en agosto 2015, con una inversión sobre 700 millones de dólares. Hasta la fecha, en la nación austral, de unos 17 millones de habitantes, había dos grandes sistemas interconectados: el SING (Arica a Antofagasta) y el SIC (Taltal hasta la isla grande Chiloé). A estos se suman el Sistema Eléctrico de Aysén y el Sistema Eléctrico de Magallanes.

La interconexión fue impulsada por años, para aportar seguridad al sistema y disminuir los precios de la tarifa eléctrica.

"Es un hecho que la interconexión es una inyección para nuestro crecimiento: aumentará el Producto Interno Bruto (PIB), de corto y de largo plazo.

Las estimaciones hablan de una expansión de 500 millones de dólares en el primer caso y de 1.600 millones de dólares en el segundo caso", afirmó Bachelet.

Estas cifra corresponden a una disminución de los costos del sistema eléctrico y una proyección de reducción de precios asociados a una mayor competencia y disminución de riesgos en el mercado.

El nuevo sistema permitirá contar con un mercado eléctrico más eficiente, con seguridad de suministro, más sustentable y, sobre todo, con menores costos.

El Ministro de Energía, Andrés Rebolledo, destacó la puesta en marcha del nuevo sistema eléctrico nacional, al señalar que es el aporte más importante al sector energético de las últimas décadas.

"Hoy, es un día histórico para el sistema eléctrico nacional.

Estamos cumpliendo un anhelo, un sueño de más de 20 años de este país, ya que por primera vez vamos a tener un sistema único de transmisión eléctrica desde Arica a Chiloé", recalcó.

Dijo que a partir de este martes, Chile tiene un sistema eléctrico más seguro, resistente y más competitivo "lo que significará que los precios de la energía sigan bajando y llegue a todos los hogares del país", aseveró la autoridad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus