•   Asunción, Paraguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un 26,4 % de los menores de entre 5 y 17 años realiza algún tipo de actividad económica o doméstica en Paraguay y 15,2 % del total lo hace en condiciones consideradas "peligrosas", según un informe de Unicef realizado en conjunto con autoridades del país suramericano.

Estos datos fueron extraídos de la Encuesta de Indicadores Múltiples por Conglomerados (MICS, por sus siglas en inglés), especializada en niñez y salud reproductiva, realizada por primera vez en Paraguay entre junio y setiembre de 2016 en 8.000 hogares del todo el país y publicada esta semana.

Esta realidad se acentúa mucho más en las áreas rurales del país, donde el 39,6 % de los menores realizan trabajo infantil, por un 16,9 % de los que residen en zonas urbanas.

En ese sentido, también es en las áreas rurales donde los menores están más expuestos, en un 25,1 % de los casos, a condiciones peligrosas durante el desempeño de esas actividades económicas o domésticas, por un 8 % de las ciudades.

En cuestiones de sexo, son más los varones que trabajan siendo menores de edad, 32,8 % de los encuestados, por un 19,7 % de las niñas y adolescentes.

Si bien es cierto que Paraguay ha mejorado sus políticas de protección de menores en situación de trabajo infantil, según los datos publicados en septiembre en un informe elaborado por el Departamento de Trabajo de EE.UU. presentando en Asunción, otros organismos insistieron en que aún queda trabajo por hacer.

El informe MICS de Paraguay también señaló que de los menores que realizan actividades económicas o domésticas en el país suramericano, el 35,1 % no supera el nivel educativo de primaria.

En lo que respecta a la escala social, los niveles de pobreza están directamente relacionados con el trabajo infantil.

De los niveles establecidos en el estudio, en el quintil "más pobre" el 40 % de los menores trabaja, por un 35,7 % del siguiente nivel, un 20,6 % del nivel intermedio, un 16,5 % segundo más rico y un 11,1 % de los menores del nivel de "más rico".

En cuanto a la etnia o el idioma del jefe del hogar, son los menores indígenas los que más sufren el trabajo infantil, con un 47,4 % de los encuestados realizando alguna de las tareas mencionadas.

Los datos de las Naciones Unidas indican que 168 millones de menores entre 5 y 17 años trabajaban en el mundo en 2012, y más de la mitad de los niños que trabajan llevan a cabo trabajos peligrosos.