•   Harare, Zimbabue  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La justicia de Zimbabue consideró legal la intervención del ejército que condujo a la dimisión el martes del presidente Robert Mugabe, al estimar que su objetivo era impedir que personas no elegidas ocuparan cargos electos.

"Los actos de las fuerzas de defensa zimbabuenses destinados a impedir que los allegados del expresidente Mugabe usurparan el poder son constitucionales", dictaminó el viernes un tribunal de Harare citado por la televisión nacional ZBC.

Dos ciudadanos zimbabuenses habían recurrido al tribunal sobre este asunto, precisó ZBC.

Los militares tomaron el control del país en la madrugada del 15 de noviembre para oponerse a la destitución del entonces vicepresidente Emmerson Mnangagwa, que se interponía en el camino de la primera dama Grace Mugabe para suceder a su marido.

Un portavoz de los generales negó entonces que se tratara de un golpe de Estado contra el gobierno y aseguró que la operación solo buscaba eliminar a "criminales" del entorno de Mugabe, es decir su esposa Grace y quienes la apoyaban.

Robert Mugabe, bajo arresto domiciliario, resistió varios días a las presiones de los militares, de su partido y de la calle, pero acabó renunciando el martes ante la amenaza de un proceso de destitución.

Tras un breve exilio sudafricano, Emmerson Mnangagwa prestó juramento el viernes como presidente del país.

En su discurso de investidura prometió enderezar la economía, luchar contra la corrupción y que las elecciones previstas en 2018 serán "libres y honestas".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus