•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

 La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el miércoles la obligatoriedad de que tanto parlamentarios como sus colaboradores reciban cursos de formación contra el acoso sexual, en momentos en que se multiplican las denuncias contra legisladores en ejercicio.

La cámara baja aprobó la resolución por unanimidad. De este modo, a partir de 2018, cada uno de sus 435 miembros y los miles de asalariados y becarios que trabajan allí deberán seguir una formación sobre acoso y "derechos y responsabilidades" de cada uno en el ámbito profesional.

"El hecho de que algunas personas que trabajan aquí sufran un ambiente amenazante u hostil, cuando han venido a servir al país y sus ideales (...) es inaceptable, es una vergüenza. No podemos tolerar ese tipo de comportamiento y no lo toleraremos", declaró el presidente republicano de la Cámara, Paul Ryan.

Una resolución similar fue aprobada por el Senado el 9 de noviembre, también por unanimidad.

Esa votación fue presentada como una primera reforma de un sistema que actualmente se considera obsoleto y hostil para las víctimas de acoso dentro de la institución.

Desde 1997 se han aprobado 264 acuerdos amistosos entre empleados y empleadores en la Cámara, los cuales supusieron pagos de indemnizaciones. No se sabe aún cuántos de ellos concernían a acoso sexual.

Actualmente el decano demócrata de la cámara baja, el representante por Detroit John Conyers, de 88 años, está acusado de acoso sexual por varias excolaboradoras. Se niega a dimitir, pero al menos dos de sus colegas le piden que lo haga.

En el Senado el demócrata Al Franken pidió disculpas por gestos fuera de lugar hace varios años.

Entre los republicanos, Roy Moore, candidato al Senado en una elección parcial en Alabama el próximo 12 de diciembre, enfrenta acusaciones de agresión sexual de menores hace varias décadas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus