elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

Los países del grupo África-Caribe-Pacífico, ACP, que exportan banano a la UE libres de aranceles, acusaron hoy a Bruselas de "abandonarlos" al proponer un nuevo recorte de las tarifas a los países productores latinoamericanos, y exigieron compensaciones financieras. "Estamos muy decepcionados. La Comisión Europea sacrifica el desarrollo por la liberalización del comercio", declaró en Bruselas Gerhard Hiwat, presidente del grupo de trabajo sobre el banano de la ACP, que reúne en su mayoría a pequeños países dependientes de las ayudas europeas. "Vamos a sufrir una erosión de nuestra competitividad. Podrían perderse los empleos de miles de familias que dependen de la producción bananera", advirtió por su parte el embajador de República Dominicana ante la ACP, Federico Cuello Camilo.

La Unión Europea, UE, propuso en febrero a los países latinoamericanos productores de banano rebajar gradualmente los aranceles de exportación de los actuales 176 euros la tonelada, a 114 euros en 2019, según fuentes de la Organización Mundial del Comercio, OMC, donde se debate esta larga disputa.

Los países latinoamericanos, encabezados por Ecuador y Colombia, exigen a Bruselas la rebaja de los aranceles que penalizan sus exportaciones, frente a los países de la ACP, ex colonias europeas en África, Caribe y Pacífico, que gozan de un régimen preferencial. Bruselas, que busca un compromiso con ambos bloques, acompañó su propuesta a los latinoamericanos con una compensación de 100 millones de euros entre 2010 y 2013, según la ACP, una suma que no representa "ni la punta del iceberg de lo que se necesita", estimó Cuello Camilo.

La Comisión Europea, que se abstiene de comentar estas cifras mientras duren las negociaciones, defendió hoy la "importancia de hallar una solución que incluya los intereses de todo el mundo". "Somos conscientes de que un acuerdo sobre el banano con los latinoamericanos supone un desafío adicional para la ACP y es por ello que estamos conversando" con todas las partes, manifestó el portavoz de Comercio, Lutz Güllner.

Aranceles no impiden crecimiento en el mercado europeo
La ACP calcula que perdería como mínimo unos 350 millones de euros en diez años, adelantó Hiwat, juzgando que la propuesta de Bruselas es "innecesaria" y llega en un momento "inoportuno" de crisis económica mundial. "Los aranceles no han impedido" a los productores latinoamericanos "crecer en el mercado europeo. Nos están desplazando a un ritmo cada vez más rápido", acusó el embajador dominicano, cuyo país es el tercer productor bananero de la ACP, después de Camerún y Costa de Marfil.

Según la Organización Central de Productores-Exportadores de Piñas y Bananos, OCAB, la ACP exportó en 2008 a la UE unas 918.000 toneladas de banano, frente a 3,93 millones de toneladas por parte del grupo conocido como las Naciones Más Favorecidas, NMF, integrado por una treintena de países, entre ellos Ecuador, Brasil, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Perú y Venezuela.

"La producción de los latinoamericanos dobla la nuestra, lo que significa que podrán vender banano a mitad de precio" y poner en peligro la economía de los miembros de la ACP, insistió el embajador dominicano. Cuello Camilo advirtió de que "nadie quiere una crisis" en esos países, porque la pérdida de empleos en el sector bananero "originaría olas migratorias de África a España o de República Dominicana a las Antillas francesas".