•  |
  •  |
  • AFP

La mujer más anciana del mundo, una estadounidense negra que cumplió hoy 115 años en Los Ángeles, celebró con una torta, música en vivo y una carta del presidente Barack Obama, por quien votó en noviembre y quisiera reelegirlo en 2012. Gertrude Baines, nació el 6 de abril de 1894 en Shellman, en Georgia, y vive en un hogar de ancianos. Sus abuelos eran esclavos y ella es la única sobreviviente de su familia, su único hijo murió muy joven.

En enero pasado se convirtió en la decana de la humanidad después de la muerte de la portuguesa Maria de Jesus a los 115 años, según el Gerontology research group (GRG) que tiene una lista actualizada de los "súpercentenarios", aquellas personas que han vivio más de los 110 años.

Nunca se privó de los dulces
Según su médico de cabecera, Baines, que fue empleada doméstica, dice que "debe su longevidad al Señor, y al hecho de que nunca tomó, nunca fumó ni hizo tonterías", aunque también reveló que los placeres que no se privó fue comer todo tipo de dulces y helados así como tocineta. Incluso el lunes, el día de su cumpleaños, cuando apareció bastante inmobil y con los ojos cerrados ante las cámaras de televisión, Baines se quejó de la comida que le sirvieron: "no le gustó la tocineta que le servimos, porque no estaba suficientemente crocante", explicó el doctor Charles Witt junior a la cadena KCAL9.

En noviembre pasado, Baines fue portada de un diario estadounidense al votar por Barack Obama. Ejerció su derecho al voto después de haberlo hecho solamente por el presidente John F. Kennedy en 1960. Según explicó en 2008, decidió apoyar a Barck Obama "porque él ayudaría a las personas negras".