•   Toronto, Canadá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Ali Omar Ader, un ciudadano somalí, acusado de participar en el secuestro en 2008 en Somalia de la periodista canadiense Amanda Lindhout, fue declarado hoy culpable de secuestro por un tribunal canadiense.

Ader, de 40 años, había alegado que fue forzado a ejercer como negociador entre el grupo de secuestradores y la familia de Lindhout, pero el Tribunal Superior de Ontario (Canadá) declaró que la defensa del ciudadano somalí era "totalmente increíble".

Lindhout fue secuestrada en agosto de 2008 en la capital somalí, Mogadiscio, junto con el fotógrafo australiano Nigel Brennan.

Los dos no fueron liberados hasta el 25 de noviembre de 2009, después de que sus familias pagasen una cantidad dinero no revelada.

Durante su cautiverio, Lindhout sufrió abusos físicos y psicológicos y fue violada por sus captores.

Ader ejerció como negociador para extraer inicialmente a la familia Lindhout 2,5 millones de dólares a cambio de la liberación de la periodista.

Siete años después del secuestro de Lindhout, en junio de 2015, la Policía Montada de Canadá anunció la sorprendente detención de Ader en Ottawa.

Según revelaron entonces las autoridades canadienses, la detención de Ader se produjo después de una prologada operación policial que duró años para atraer al secuestrador a territorio canadiense.

Ader finalmente decidió viajar a Canadá después de que un policía canadiense, que se presentó como un agente literario, le prometiera un contrato para escribir un libro sobre el secuestro.

Tan pronto como Ader puso pie en Canadá, la Policía Montada le detuvo y le acusó de participar en el secuestro de Lindhout

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus