•   Los Ángeles, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los cientos de bomberos que intentan controlar hoy los incendios que arrasan miles de hectáreas en el sureste de California y han obligado a evacuar a unas 200.000 personas se enfrentan a dos de sus peores enemigos, ambiente seco y vientos con rachas huracanadas de hasta 128 kilómetros por hora.

Los cuatro incendios que asolan desde hace días el noroeste de Los Ángeles, donde han dañado más de 200 edificios y provocado cierre de escuelas y universidades, carreteras y la caída del servicio eléctrico, están lejos de controlarse a pesar de los esfuerzos de los bomberos.

Ken Pimlott, director de la agencia estatal californiana de protección contra incendios Cal Fire, reconoció que con vientos que pueden alcanzar los 128 kilómetros por hora los bomberos no tienen "ninguna capacidad para luchar contra los incendios".

Tal es el peligro que las autoridades de California declararon la "alerta morada" este jueves por vientos "extremos", algo que no habían hecho nunca hasta la fecha en el estado.

Así, los conocidos como "Vientos de Santa Ana", propios de esta época del año, comprometen sobremanera el trabajo para atajar los cuatro incendios, que siguen lejos de estar controlados.

En Bel Air, barrio residencial con mansiones principalmente de actores y millonarios de la industria de Hollywood, los bomberos han logrado avances desde anoche y el 20 % del incendio está bajo control, según informó el alcalde angelino, Eric Garcetti.El mayor de ellos, denominado Thomas, continúa su destructor paso por el condado de Ventura, 100 kilómetros al noroeste de Los Ángeles, y ya quemó más de 96.000 acres (38.850 hectáreas) y sólo ha podido ser contenido en un 5 %, según datos de Cal Fire.

Este fuego, que se desató el pasado lunes, ha obligado a evacuar a unas 50.000 personas en este condado, con un 42 % de población latina y donde unos 150 edificios resultaron dañados.

En Sylmar, el incendio llamado Creek ha requerido la evacuación de más de 150.000 personas, calcinado más de 12.605 acres (5.100 hectáreas) y destruido al menos 30 viviendas.

En Bel Air, barrio residencial con mansiones principalmente de actores y millonarios de la industria de Hollywood, los bomberos han logrado avances desde anoche y el 20 % del incendio está bajo control, según informó hoy en una conferencia de prensa el alcalde angelino, Eric Garcetti.

Este miércoles sus llamas alcanzaron varias residencias de lujo, como la mansión y bodega del magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch.

Además, obligó a la evacuación de muchos de los adinerados de Beverly Hills como la actriz mexicana Kate del Castillo, la estadounidense Lea Michele, el cantante Lionel Richie o la celebridad Paris Hilton.

Este incendio que ya consumió 475 acres (192 hectáreas) finalmente se mantuvo alejado del museo Getty aunque, según han reportado las autoridades de Los Ángeles.

"Afortunadamente los vientos de anoche no fueron tan intensos como esperábamos y nuestros bomberos pudieron avanzar en la contención de los incendios", aseguró Garcetti al informar que el incendio de Sylmar está contenido en un 10 %.

En Malibú, otro exclusivo sector en la Costa Pacífica del condado angelino, se declaró hoy otro incendio forestal, según informó el Departamento de Bomberos del Condado de Los Ángeles (LACoFD), aunque pudo ser controlado rápidamente con el esfuerzo de cerca de 200 bomberos.

Centenares de escuelas en los sectores afectados por los incendios no tendrán clases, lo mismo que la Universidad de California Los Ángeles que suspendió toda su actividad para hoy.

Las previsiones meteorológicas no son halagüeñas y el Servicio Nacional de Meteorología (NWS) de EE.UU. alerta de que los "Vientos de Santa Ana" soplarán de moderados a fuertes "sobre la mayor parte de los condados de Los Ángeles y Ventura por lo menos hasta el sábado".

Ante la alerta roja de incendios forestales vigente hasta el sábado en la noche, el cercano condado de San Diego también se prepara para enfrentar emergencias similares a las de Ventura y Los Ángeles.

"Hemos estado vigilantes con dotación de personal para proteger a los residentes de San Diego y a sus propiedades", aseguró Brian Fennessy, jefe de Bomberos de San Diego, fronterizo con México.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus