•   Los Ángeles, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El viento es el principal combustible que avivó los incendios, lo que obligó el miércoles a la evacuación del acomodado barrio de Bel-Air, donde viven multimillonarios como la estrella del pop Beyoncé, el empresario Elon Musk y el magnate Rupert Murdoch.

Los bomberos pronosticaron ayer “condiciones extremas” con los vientos de Santa Ana, cuya escala se mide por colores, por primera vez en el máximo púrpura: casi 130 km/h.

Dos incendios se registraron en Los Ángeles, al borde de la neurálgica autopista 405, la más transitada del país con unos 400,000 vehículos al día, donde los autos eran bañados por una lluvia de cenizas y el fuego iluminaba el horizonte.

“Las condiciones son las peores en 20 años debido a la baja humedad y el viento”, explicó el capitán Anthony Valdez, mientras ramas carbonizadas se desprendían de los árboles.

Cerca de las áreas afectadas está el museo Getty, que cerró sus puertas al público y protege su invaluable colección -que contiene “La Primavera” de Edouard Manet- gracias a un sistema de filtración en el aire acondicionado.

El mayor incendio de esta última temporada es Thomas, en el vecino condado de Ventura, que arrasó casi 40,000 hectáreas y está contenido en 5%, según los bomberos de California (CalFire).

Se extiende unos 16 km entre Santa Paula y el océano Pacífico. Amenaza con destruir 12,000 casas y comercios, con cientos ya devastados. Una persona murió y fueron evacuadas más de 50,000.

Durante la madrugada del miércoles, los feroces vientos empujaron el incendios hacia Santa Bárbara y Ojai, ahora la más amenazada, forzando nuevas evacuaciones y el cierre de la importante carretera 101 por varios kilómetros, indicaron medios locales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus