•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, dijo hoy que la petición del partido opositor PRD de que sea investigado por el caso Odebrecht forma parte de los "ataques políticos" de cara a las elecciones de 2019, a los que no responderá porque no es candidato sino gobernante.

"Los temas políticos y los ataques políticos se los dejaré a los dirigentes. Yo soy Presidente de la República, no soy candidato, y tengo que comportarme como tal", declaró Varela este viernes a la televisión local.

Recordó que ya había advertido públicamente que de cara a la campaña electoral "venían ataques" contra su persona, y que su "respuesta sería entregarle obras al pueblo como las entregamos en Colón" el pasado lunes, entre otros.

Varela encabezó el lunes el acto de entrega de los primeros 1.020 apartamentos de 5.000 del complejo habitacional Alto de Los Lagos, uno de los proyectos de la renovación urbana de Colón que llevada adelante Odebrecht y la panameña Constructora Urbana (CUSA) por 537 millones de dólares.

El opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD) dijo el miércoles que hay suficientes elementos para que el Parlamento investiguen a Varela, que admitió que su campaña para vicepresidente en el 2009 recibió, a través de terceras personas, fondos de Odebrecht.

Según la Constitución panameña, el presidente del país solo puede ser juzgado por el Parlamento, previa presentación y admisión de una querella acompañada por "prueba idónea".

Para pedir la investigación a Varela, el secretario general del PRD, el diputado Pedro Miguel González, citó informaciones de la prensa local referidas a que fondos de la constructora llegaron a las arcas del Partido Panameñista, en el poder, y al propio Varela, durante su campaña por la vicepresidencia en el 2009.

Eso ya ha sido admitido por el actual jefe del Estado, que ha destacado que se trataron de donaciones recibidas a través de terceros, no sobornos.

"El partido (Panameñista) en la figura de mi hermano", José Luis Varela, presidente de ese colectivo, "va a clara todo, somos un partido transparente", sostuvo este viernes el jefe del Estado.

Más de 60 personas están imputadas en Panamá por el caso de los sobornos de Odebrecht. Se trata de exministros del gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014), de dos de sus hijos, que tiene orden de búsqueda y captura internacional, además de empresarios y particulares.

Los expedientes han sido alimentados por las delaciones de exdirectivos de la constructora en Panamá, que llegó a un acuerdo con la Fiscalía y pagará en plazo de 12 años 220 millones de dólares como multa al país, donde su caso será archivado.