•  |
  •  |
  • AFP

El líder cubano Fidel Castro recibió hoy a tres de los seis legisladores estadounidenses que realizaron una visita de cinco días a Cuba para promover un diálogo entre el gobierno de Barack Obama y el gobierno comunista, informó Gregory Adams, portavoz de la Sección de Intereses de Washington en La Habana (SINA). "Tres de los congresistas fueron invitados a hablar con el ex presidente Fidel Castro, uno de ellos la líder de la delegación, Barbara Lee", afirmó Adams.

En un comentario publicado ayer, Fidel Castro, que dejó su cargo por enfermedad, afirmó que Cuba no le teme a un diálogo con su enemigo histórico y aplaudió el pedido del senador republicano estadounidense Richard Lugar para que Obama cambie la política hacia su país y nombre un enviado especial para las conversaciones. "No tememos dialogar con Estados Unidos. No necesitamos tampoco la confrontación para existir, como piensan algunos tontos", escribió Castro, que recibió a otras delegaciones de congresistas estadounidenses en años anteriores, desde que empezaron este tipo de visitas hace poco más de una década.

Adams precisó que el encuentro con Fidel Castro se produjo esta mañana, antes de que el grupo, que se reunió ayer con su hermano, el presidente Raúl Castro, regresara a su país al mediodía. En un artículo publicado hoy, el líder revolucionario afirma que valora "el gesto" de los siete representantes demócratas que llegaron el pasado viernes y se reunieron con varias autoridades para explorar la posibildad de un diálogo que ponga fin a medio siglo de conflicto bilateral.

Raúl tiene disposición a dialogar en "igualdad"
Los seis congresistas estadounidenses que se reunieron esta mañana con Raúl Castro, calificaron de "franco" y "muy abierto" el diálogo de cuatro horas y media con el presidente cubano, de quien dijeron "ve en el fin del embargo y la normalización de las relaciones un beneficio para ambos países". "Fue una reunión muy buena y muy franca, hubo una apertura muy grande y hablamos de una amplia gama de temas. Estamos todos convencidos de que el presidente Castro ve que la normalización de relaciones y el fin del embargo beneficiaría a ambos países", manifestó en conferencia de prensa Barbara Lee.

Según un comunicado oficial, Raúl Castro les reiteró a los congresistas su disposición a dialogar en "igualdad" y con "respeto" durante el encuentro de cuatro horas y media, en lo que fue la primera vez que recibió a legisladores estadounidenses desde que asumió en julio de 2006.
 
Durante la reunión, celebrada la tarde de ayer, se abordaron "las generalidades en el marco de la relación Estados Unidos-Cuba" y "el porqué es importante sostener un diálogo sin condiciones previas", añadió Lee, líder del grupo que concluye hoy su visita de cinco días a la isla. "Hablamos de que todos los temas pueden ser discutidos en un diálogo abierto y franco sobre la base del respeto mutuo y la soberanía", "del comercio, los intercambios culturales, educativos y científicos", apuntó Lee.

La congresista Laura Richardson (California), aseguró que también  abordaron lo que ambos países "podrían hacer juntos" en la lucha contra el "tráfico de estupefacientes y la trata humana (contrabando de personas)". El representante Bobby Rush (Illinois) se declaró por su parte "sorprendido" del "gran sentido del humor, conocimiento de la historia y cualidades humanas" del mandatario cubano. "Hablamos con él como si fuéramos parientes de mucho tiempo", aseguró.