•  |
  •  |
  • AFP

Argentina sufre su peor epidemia de dengue con unos 30 mil casos, informó una fuente médica, pero el Gobierno, con otro criterio de cálculo, reconoce sólo 7 mil 415 infectados por la enfermedad, que pasó esta semana a afectar a 19 de los 24 distritos del país. "Había más de 20 mil casos de dengue el viernes, pero hoy estamos pasando los 30 mil.

Estamos viviendo una epidemia y el dengue se está propagando muy rápido", manifestó Jorge Yabkowski, presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de Argentina (FESPROSA). Esta entidad nuclea a unos 20 mil médicos de asociaciones de profesionales de la salud ligadas a hospitales públicos de 18 provincias argentinas.

Yabkowski fustigó el criterio gubernamental para establecer los casos de dengue, que atestiguan la enfermedad virósica que transmite el mosquito Aedes aegypti sólo en los pacientes confirmados por análisis de laboratorio. "Para nosotros los casos febriles registrados en zonas donde hay dengue son casos de dengue por criterio epidemiológico", señaló el titular de la entidad, quien considera que el gobierno de la presidenta Cristina Kirchner está manipulando estadísticas.

Actualmente 19 de los 24 distritos en que se divide Argentina están sufriendo casos de dengue y los mayores focos se registran en el norte, noroeste y nordeste, en su mayoría limítrofes con Paraguay y Bolivia, donde el mal se extendió con mayor fuerza. El Gobierno admitió que se registraron tres muertes por dengue desde enero, aunque están pendientes de confirmación otros casos.

Fuentes sanitarias extraoficiales indicaron que los decesos por dengue se elevan a nueve, todos ocurridos en el norte, nordeste y noroeste del país, áreas en que la enfermedad se propagó con mayor fuerza. En Charata, una localidad agrícola de 30 mil habitantes en la provincia de Chaco, al nordeste del país, donde se registró el foco más intenso de dengue, los casos ascienden a 10 mil y se atienden entre 400 y 600 personas por día con sospecha del mal, según el titular de FESPROSA.

Afecta el turismo
El avance de la enfermedad preocupa a las autoridades en vísperas de los feriados de Semana Santa, donde aumenta el movimiento de turistas en el interior del país, y a las cámaras del sector que advierten sobre una baja en los contingentes de viajeros. "Todo el movimiento de turismo de la región norte fue afectado por el dengue. Nos preocupa mucho esta situación", afirmó Joaquín Carrillo, presidente de la Cámara de Turismo de la provincia norteña de Salta, limítrofe con Bolivia.

La Cámara de Turismo de Jujuy afirmó que un 30% de las reservas de Semana Santa fueron canceladas durante la última semana, mientras que su par de Catamarca, al noroeste, indicó que las cancelaciones de contingentes turísticos superan el 60% para los feriados de Pascuas. En los últimos 50 años Argentina registró brotes puntuales de dengue importado por viajeros, es decir que contrajeron el mal en otro territorio, pero la epidemia como tal fue erradicada a finales de los años 50, indicó Yabkowski.

"Es el brote de dengue más importante que ha tenido el país", manifestó el director de Epidemiología del ministerio de Salud, Juan Carlos Bossio, quien resiste la calificación de epidemia por tratarse de brotes en lugares circunscriptos del país. Bossio confirmó que 13 provincias están afectadas por casos de dengue importado, mientras en otras seis se registran transmisiones autóctonas.