•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una inversión de unos 130 millones de dólares garantizará el abastecimiento para La Paz y su ciudad vecina de El Alto durante medio siglo, con el fin de evitar nuevas crisis del agua como la que hace un año obligó al racionamiento y costó el puesto a varias autoridades, informó hoy una fuente oficial.

"Estamos invirtiendo 130 millones de dólares, mil millones de bolivianos, para garantizar agua por cincuenta años", subrayó el vicepresidente del Gobierno boliviano, Álvaro García Linera, en referencia a la presa de Peñas proyectada en El Alto.

El vicepresidente entregó una nueva red de pozos en esta ciudad del altiplano, donde recordó que el año pasado "había escasez", con una reserva de 8,5 millones de metros cúbicos de agua para El Alto y La Paz, que tienen cerca de 800.000 habitantes cada una.

Sin embargo, las reservas alcanzan en la actualidad los 23 millones de metros cúbicos, aseguró.

"Hemos multiplicando por tres", destacó García Linera, antes de referirse a "otra inversión muy fuerte, una gigantesca represa en Peñas".

"Hoy tenemos agua suficiente, está garantizada el agua, pero no estamos contentos, no vamos a bajar las manos, ni vamos a cruzar los brazos hasta que tengamos esa súper represa de Peñas para riego de las comunidades, pero también para agua potable (...) los siguientes cincuenta años", recalcó.

En noviembre del año pasado unos 340.000 habitantes, casi un tercio de la población de La Paz, sufrió escasez de agua de forma prolongada, con racionamientos que después se ampliaron a El Alto.

La crisis provocó que el Gobierno destituyera a responsables de la empresa suministradora, Epsas, y del sector de regulación de aguas, mientras que en enero de este año dimitió la entonces ministra del Agua Alexandra Moreira.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus