•   Ankara, Turquía  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, recibe mañana en Ankara a su homólogo ruso, Vladímir Putin, en un encuentro dominado por la guerra en Siria y el reciente anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

"La declaración de Trump no existe para nosotros. No tiene ningún valor. La declaración sobre la capital y sobre mover la embajada allí no tienen ningún valor para nosotros", dijo Erdogan hoy ante seguidores del gobernante partido AKP en Sivas, en Anatolia central.

"Vamos a debatir este asunto con el señor Putin, quien visitará nuestro país mañana. También vamos a discutir sobre Siria", agregó el presidente turco, cuyas relaciones con Estados Unidos y también con Israel pasan por un momento de tensión.

Erdogan acusó hoy a Israel de ser "un Estado terrorista y opresor", por lo que calificó como "respuesta desproporcionada" a las manifestaciones palestinas a raíz del anuncio de Trump. "Miren cómo soldados israelíes se llevan a un joven de 14 años con los ojos vendados.

No vamos a dejar Jerusalén en manos de un país que mata a niños", declaró el mandatario turco sobre un incidente durante las recientes protestas palestinas.

En el pasado ya había hecho acusaciones similares contra Israel, un país que durante décadas fue un estrecho aliado de Turquía.

 

Erdogan aseguró hoy que ha hablado con numerosos líderes mundiales sobre lo que calificó de "nefasta decisión" de Estados Unidos acerca de Jerusalén.

"Tuvimos una intensa diplomacia por teléfono. He hablado con muchos jefes de Estado y de Gobierno, incluyendo el papa (Francisco).

Debemos demostrar claramente que este paso dado por Estados Unidos es totalmente evangelista", dijo. Se refería a que la decisión de Trump sobre Jerusalén parece deberse -según algunos analistas- a presiones ejercidas por grupos de cristianos fundamentalistas en Estados Unidos.

Para el miércoles próximo, Erdogan ha convocado una cumbre extraordinaria en Estambul de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) para tratar el tema de Jerusalén.

La OCI, cuya presidencia de turno ocupa Turquía actualmente, aglutina a 56 países de mayoría musulmana del mundo.

La reunión de Ankara mañana tratará además la guerra en Siria, donde Rusia y Turquía apoyan bandos diferentes pero impulsan, junto con Irán, estrecho aliado del régimen sirio, un fin del conflicto.

Ankara apoya en el norte de Siria unidades opositoras para impedir que fuerzas kurdas asuman el control sobre el territorio fronterizo con Turquía.