•   California, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un feroz incendio forestal azotaba el norte de Los Angeles ayer, amenazando a otras ciudades después de haber carbonizado extensas franjas de tierra, pero otros focos de llamas fueron en gran parte contenidos tras varios días de actividad.

El llamado incendio Thomas fue contenido solamente un 15%, y ahora amenaza a la ciudad de Santa Barbara y al cercano pueblo costero de Carpinteria.

Además, está en camino de convertirse en uno de los peores incendios forestales en la historia de California, pues ya destruyó 600 inmuebles y quemó además unas 70,000 hectáreas, señalaron las autoridades.

“Orando por mi ciudad. Los incendios se acercan. Los bomberos hacen frente valientemente. Podría ir en cualquier dirección. Empacando para evacuar ahora”, escribió en Twitter el actor Rob Lowe, que vive en Santa Barbara.

Una foto publicada por la Policía de Santa Barbara el domingo mostró un muro de llamas de varios metros de altura muy cerca de los edificios en Carpinteria.

Las órdenes de evacuación se emitieron durante la noche para algunas partes de Carpinteria cerca del Bosque Nacional Los Padres, donde el fuego estaba en pleno apogeo.

Las condiciones permanecieron muy secas en el sur de California, según el Servicio Meteorológico Nacional, pero los fuertes vientos que han alimentado los incendios durante gran parte de la semana se calmaron significativamente.

“Las condiciones climáticas críticas del fuego se reducirán el domingo por la noche”, dijo el organismo, que destacó que los peligros persistirán durante la mayor parte de la semana venidera.

“Los bomberos continúan avanzando y aumentando las líneas de contención”, ayudados por el clima, dijo la agencia estatal de bomberos Calfire.