•   Naciones Unidas, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos advirtió este lunes que las duras sanciones impuestas contra Corea del Norte complican la llegada de ayuda.

Cerca de 18 de los 25 millones de norcoreanos, es decir el 70% de la población, sufre escasez de alimentos, de los cuales 13 millones subsisten gracias a las agencias de ayuda humanitaria, convertidas "literalmente (en) un salvavidas", señaló Zeid Ra'ad al Hussein al Consejo de Seguridad.

"Las sanciones pueden afectar negativamente esta ayuda esencial", explicó durante una reunión sobre derechos humanos en Corea del Norte.

Las medidas que han endurecido el control sobre las transferencias bancarias "han ralentizado las operaciones de la ONU, afectando la entrega de comida, kits de higiene personal y otro tipo de ayuda humanitaria", señaló.

Al Hussein pidió al Consejo evaluar el impacto de las sanciones sobre los derechos humanos y tomar medidas para minimizar las consecuencias.

El Consejo de Seguridad ha adoptado en el último año tres paquetes de sanciones con el objetivo de afectar el programa militar de Pyongyang, después de que el régimen de Kim Jong-Un realizara su sexto ensayo nuclear y lanzara varios misiles.

El Alto Comisionado subrayó por otro lado que "las tensiones militares (en la región) parecen haber profundizado las extremadamente serias violaciones de los derechos humanos".

Pyongyang está acusado por la ONU de detenciones arbitrarias y gestionar una red de prisiones en las que se tortura, además de otro tipo de abusos.

El Consejo de Seguridad celebró la reunión después de que China no lograra apoyo suficiente para bloquearla.

Diez países votaron a favor de debatir los derechos humanos en Corea del Norte, tres en contra (China, Rusia y Bolivia) y dos se abstuvieron (Egipto y Etiopía).

Se necesita una mayoría de al menos nueve votos para que se celebre una reunión. El derecho a veto de los cinco miembros permanentes no se aplica en una votación de procedimiento.

Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Suecia, Italia, Japón, Senegal, Ucrania y Uruguay solicitaron la reunión, la cuarta desde 2014.

China, aliado de Pyongyang, ha intentado cada año bloquear la discusión sobre derechos humanos en Corea del Norte, argumentando que el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra es el foro indicado para discutir esas preocupaciones y no el Consejo de Seguridad de la ONU.

La misión de Corea del Norte en la ONU divulgó un comunicado criticando a Estados Unidos y sus aliados por promover la discusión de "los inexistentes asuntos de derechos humanos" en el Consejo de Seguridad.