•   Saná, Yemen  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Al menos 12 personas murieron y 80 resultaron heridas en bombardeos contra un campo de prisioneros de los rebeldes hutíes en Saná, la capital de Yemen, anunció la cadena de televisión Al Masira, controlada por los insurgentes.

El bombardeo fue llevado a cabo por aviones de la coalición árabe internacional, liderada por Arabia Saudita, indicó la televisión, que agregó que las víctimas eran prisioneros.

Los ataques apuntaban a un campo administrado por la policía militar que depende de los rebeles, indicó la fuente.

Un fotógrafo de la AFP comprobó que el ataque causó daños en edificios del campo y en varios vehículos.

Uno de los guardias, Mohamed al Aqel, indicó que los bombardeos empezaron a la 01H00 del miércoles.

Según él, el primer ataque aéreo golpeó un ala del campo donde estaban alojados los prisioneros -varios de los cuales intentaron huir- antes de ser alcanzado por un segundo bombardeo.

La tercera ofensiva destruyó una pared del recinto y otras dos alcanzaron dos edificios, añadió Aqel.

Combatientes rebeldes retiraron este miércoles varios cuerpos de entre los escombros, y no se excluye que aumente el balance de víctimas.

El domingo, al menos 26 rebeldes chiitas hutíes murieron en bombardeos atribuidos a la coalición árabe dirigida por Arabia Saudita contra un campo de entrenamiento en la provincia de Hajjah (noroeste).

Esa coalición intervino en marzo de 2015 en el conflicto yemení para detener el avance de los hutíes, que habían conquistado extensas zonas de Yemen, incluida la capital, Saná, que sigue en su poder.

Desde marzo de 2015, la guerra en Yemen causó más de 8.750 muertos y 50.600 heridos, en su mayoría civiles.