•   Estrasburgo, Francia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Líderes opositores venezolanos llamaron este miércoles a la UE a mantenerse “firme” ante la “dictadura” de Nicolás Maduro tras recoger el premio Sájarov de libertad de conciencia que la Eurocámara dedicó “a todos los venezolanos”.

El presidente del Parlamento de Venezuela, Julio Borges, y el exiliado exalcalde de Caracas, Antonio Ledezma, recogieron el premio en Estrasburgo (noreste de Francia), con un llamado a la comunidad internacional para lograr una “transición” en su país.

“Le pedimos a Europa que se mantenga firme en su compromiso para lograr la libertad de más de 300 presos y de 30 millones de venezolanos que hoy no respiramos libertad”, dijo Ledezma, leyendo un mensaje del líder opositor Leopoldo López, en arresto domiciliario en su país.

En sendos discursos enérgicos apelando a la emotividad, ambos líderes describieron la “crisis humanitaria” que vive su país, donde, en palabras de Borges, “el régimen ha secuestrado la democracia”, “instauró el hambre”, “destruyó el sistema de salud”...

“Esta situación no puede seguir así. Por ese motivo se ha decidido entregar el premio Sájarov a la oposición democrática”, aseguró el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, quien pidió que “el país regrese a la democracia, a la dignidad y a la libertad”.

Misión electoral 

La Eurocámara concede cada año desde 1988 este galardón, que lleva el nombre del científico soviético disidente Andrei Sájarov y dotado 50,000 euros (58,800 dólares), a personas que aportaron “una contribución excepcional a la lucha para los derechos humanos en el mundo”.

La oposición sucede a las yazidíes Nadia Murad y Lamiya Aji Bashar, supervivientes de las atrocidades del grupo yihadista Estado Islámico, y son los quintos latinoamericanos en conseguirlo tras disidentes cubanos en tres ocasiones y las Madres de la Plaza de Mayo.

La Eurocámara decidió concedérselo en octubre en un contexto de división en el seno de la oposición venezolana, que busca ahora cerrar las heridas abiertas en los últimos meses y elegir un “candidato único” para la próxima presidencial, explicó Borges.

De cara a esa cita electoral, que Maduro podría adelantar al primer trimestre fortalecido por su victoria en los pasados comicios municipales en los que no concurrieron las principales fuerzas de la oposición, Borges y Ledezma pidieron ayuda internacional.

“Le pedimos a Europa y al mundo que pongan atención en estos comicios”, aseguró Borges, quien pidió “formalmente” una misión electoral del Parlamento Europeo para garantizar que los comicios sean “libres” y conduzcan a una “transición democrática”. 

Aunque desde 2007 la Eurocámara adoptó una decena de resoluciones, especialmente llamando a la liberación de “presos políticos”, la elección de la oficialista Asamblea Constituyente, que la UE ni Estados Unidos reconoce, recrudeció su postura.