•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La 50 reunión de presidentes del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) comenzó ayer en la capital panameña con casi dos horas de retraso y con la cancelación a última hora del mandatario de Honduras, Juan Orlando Hernández, cuya asistencia estaba confirmada.

El anfitrión y presidente panameño, Juan Carlos Varela, dijo durante el acto de inauguración de la cumbre que acordó previamente con sus homólogos centroamericanos incluir en la declaración final un pronunciamiento sobre la crisis que atraviesa Honduras tras las recientes elecciones.

Estaba previsto que viajase a Panamá el mandatario hondureño, pero a última hora canceló su participación en la cumbre y envió a uno de sus vicepresidentes, Ricardo Álvarez.

Tres semanas después de los comicios, Honduras sigue sin conocer a su presidente electo y está sumida en una importante crisis, después de que el principal candidato opositor, Salvador Nasralla, denunciase un “fraude” en los comicios.

Temas de agenda

Varela indicó que los jefes de Estado abordarán también en el encuentro “la lucha coordinada contra el crimen organizado, la amenaza del narcotráfico y los esquemas de prevención para los jóvenes en riesgo social”.

A la cumbre asisten los mandatarios de Costa Rica, Luis Guillermo Solís; El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; Guatemala, Jimmy Morales; y República Dominicana, Danilo Medina, quien recibió ayer la Presidencia pro tempore del ente regional por parte de Varela.

El secretario general del SICA, Vinicio Cerezo, afirmó por su parte que “la institucionalidad del ente está funcionando” y que la región está enfocada en cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).