•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, finalizó hoy en Roma, con una visita al papa Francisco, una gira "muy importante" para su proyecto de la línea de tren interoceánica y que le ha llevado a entablar acuerdos con Austria y Suiza.

Su gira comenzó en París, en la cumbre "Un Planeta", organizada por el presidente francés, Emmanuel Macron, para aumentar el flujo de financiación hacia proyectos sostenibles y aunar en el combate contra el calentamiento a empresas privadas y entes públicos.

"Esperamos que los países desarrollados e industrializados, yo diría exageradamente, asuman su responsabilidad con los derechos de la madre Tierra, y por lo tanto con la humanidad", señaló Morales en un encuentro con algunos medios en la capital italiana.

En este sentido avanzó que el debate medioambiental "continuará" a pesar de la retirada de Estados Unidos de los Acuerdos de París sobre el Clima pues "se trata de salvar a la madre Tierra".

"Estamos convencidos en Bolivia de que la tierra puede existir mejor sin el ser humano, (pero) el ser humano no puede vivir sin la tierra", consideró el presidente boliviano.

En cualquier caso su gira por el continente europeo estuvo marcada por su proyecto ferroviario interoceánico con el que aspira a unir puertos de las vecinas Brasil y Perú y, para ello, suscribió algunos acuerdos de colaboración.

Durante su estancia en Austria, Morales llegó a acuerdos con la Universidad de Graz (sur) para permitir que "las nuevas generaciones puedan formarse y especializarse en trenes", aclaró.

El jueves mantuvo un "lindo encuentro" con la presidenta de turno y consejera federal (ministra) de Transporte de Suiza, Doris Leuthard, en Berna, y asistió a la firma de un memorándum de entendimiento entre los ministerios de Transporte de ambos países.

Con ese pacto, el Gobierno helvético se compromete a aportar conocimiento y asesoría técnica para la ejecución del megaproyecto, que estará a cargo de un consorcio privado de empresas suizas y alemanas creado para este fin.

"Con su experiencia en la construcción de túneles, de trenes, va a participar un consorcio suizo-alemán en esta construcción del tren bioceánico. Esta reunión ha sido importante", destacó.

Morales definió este "proyecto del siglo XXI" como un intento "integrador" en la región, pues además de sumar a Perú y Brasil, se beneficiarán del mismo Uruguay y Paraguay gracias a los ríos Paraguay y Paraná.

"Ya está decidido por dónde y por quién: ahora viene la segunda etapa, lo más importante. El próximo año vamos a constituir una comisión técnica más operativa para llegar a un proyecto final", subrayó.

Morales avanzó que espera mantener el próximo año reuniones "de alto nivel" en Alemania sobre este proyecto y que a finales del 2018 "ojalá podamos alcanzar suscribiendo algunos avances en el tema de inversión para este tren bioceánico que va a ser de integración".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus