•   Saná, Yemen  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos 31 civiles murieron en las últimas 24 horas por bombardeos de la coalición árabe, liderada por Arabia Saudí, en el norte y suroeste del Yemen, informaron hoy medios controlados por los rebeldes hutíes.

El canal de televisión Al Masira, portavoz de los rebeldes, aseguró que la alianza de países suníes atacó hoy un mercado en la zona de Al Hamli, en la provincia de Taiz, situada en el suroeste del país, que causó la muerte de ocho personas y al menos quince resultaron heridas.

Por otro lado, la agencia de noticias Saba, controlada por los rebeldes, informó de que ocho personas perecieron, entre ellas dos mujeres y un niño, en un ataque en el municipio de Gamer, en la provincia de Saada, en el extremo noroeste del Yemen, y principal feudo de los rebeldes chiíes, que cuentan con el respaldo de Irán.

La fuente agregó que otras tres personas perdieron la vida hoy por bombardeos en el municipio de Raseh, en la misma provincia.

Anoche al menos doce civiles murieron en un bombardeo de la aviación de la coalición sobre un puente en la zona de Maqbanta, donde se produjeron también enfrentamientos entre los hutíes y las fuerzas leales al Gobierno -reconocido internacionalmente- del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi.

Estas informaciones no han podido ser confirmadas por parte de la coalición.

Los hutíes han sufrido hoy una pérdida de territorio en el sur del país, después de que el ejército yemení anunciara que había recuperado el último feudo de los rebeldes en la provincia de Shebua, ubicada a 570 kilómetros al sur de la capital, Saná.

Los rebeldes hutíes controlan Saná, y amplias zonas del norte y oeste del Yemen, y disputan el liderazgo del país al Gobierno de Hadi, exiliado en Arabia Saudí.