•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de EE. UU., Donald Trump, prometió ayer “reconstruir” el Buró Federal de Investigaciones (FBI), cuya labor ha criticado duramente por el manejo de la investigación de la supuesta interferencia rusa en las elecciones de 2016, sobre la cual insiste que su equipo de campaña no tuvo nada que ver.

“Es una vergüenza lo que pasó con el FBI. Pero vamos a reconstruir el FBI. Será mayor y mejor que nunca”, declaró Trump a los medios, minutos antes de participar en la ceremonia de graduación celebrada ayer en la academia nacional del Buró Federal de Investigaciones (FBI), que se encuentra en Quantico (Virginia).

No es la primera vez que Trump acusa al FBI de apoyar una campaña orquestada por su rival en los comicios del pasado año, la demócrata Hillary Clinton, con el objetivo de poner en duda su legitimidad como presidente, cuando --según Trump-- fue ella quien habría trabajado con contactos rusos para dañar la candidatura del ahora mandatario.

En las últimas semanas, Trump se ha aferrado al hecho de que el pasado verano el fiscal especial que investiga la llamada “trama rusa”, Robert Mueller, apartó de la investigación a un agente al descubrir que había escrito una serie de mensajes de texto en los que se mostraba contrario a la política del actual presidente.

Montaje demócrata

El hecho de que este mismo agente participara en 2016 en la investigación sobre el uso que Clinton hizo de servidores de correos privados para tratar asuntos oficiales cuando era secretaria de Estado (2009-2013), pesquisa que acabaría siendo cerrada poco antes de las elecciones, ha dado alas a las sospechas de Trump.

“Es un montaje de los demócratas, una excusa por haber perdido las elecciones”, dijo Trump minutos antes de dirigirse a los nuevos cadetes del FBI a los que, pese a las críticas, aseguró que cuentan con “un amigo leal” en la Casa Blanca.