elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

Una segunda fase de la controvertida caza de focas canadiense comenzó hoy, con una cuota de caza de 63.500 animales, en un momento en el cual el mercado de sus pieles está en fuerte baja, según defensores de los animales. La caza comenzó oficialmente en el norte del Golfo de San Lorenzo, en el oeste de Terranova, indicó Phil Jenkins, del ministerio de Pesca y Océanos, precisando que la actividad había sido muy reducida el miércoles debido al viento y la lluvia.

En la primera fase de caza en el sur del Golfo se abatieron 19.411 focas, además de una cuota de 1.650 animales destinada a los cazadores autóctonos. La parte más importante de la caza comenzará el 15 de abril, en la costa este de Terranova y Labrador. Ottawa autorizó este año una cuota global de 338.000 animales, de los cuales 280.000 focas de Groenlandia, en alza en relación al año pasado.

La caza es cuestionada por organizaciones de defensa de los animales que la califican regularmente de "masacre cruel". En un comunicado, el Fondo Internacional para la protección de los animales (IFAW) celebró una baja drástica en los precios de las pieles estimando que eso podría incitar a los cazadores a no salir de su casa.