•   Los Ángeles, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

California está luchando contra su tercer mayor incendio forestal desde 1932, con vientos y condiciones secas que pueden ayudar a que crezca aún más, dijo el sábado la agencia de protección forestal de este estado estadounidense.

El llamado incendio Thomas ha quemado 105.000 hectáreas de tierra, destruido más de 1.000 estructuras y costado más de 100 millones de dólares desde que se desató el 4 de diciembre. Mientras, los vientos, la sequedad y la baja humedad "continuarán apoyando el crecimiento del fuego", afirmó la agencia regional Cal Fire.

Más de 8.000 personas trabajan en la lucha contra el incendio.

Solo dos incendios han quemado más superficie en California: el Cedar Fire en 2003 (más de 110.000 hectáreas) y el Rush Fire en 2012 (casi 110.000 hectáreas).

La lista de Cal Fire de los 20 mayores incendios forestales en el estado data de 1932, ya que los registros anteriores "son menos confiables", dice.

Una serie de incendios estalló en California este mes, la mayoría de los cuales ha sido contenida desde entonces. Thomas es el único que ha provocado muertes.

El ingeniero de Cal Fire Cory Iverson murió luchando contra Thomas en el condado de Ventura, mientras que una mujer de 70 años falleció en un accidente al huir de las llamas en su automóvil.

El gobernador de California, Jerry Brown, ha dicho que los incendios forestales que asolan su estado deberían servir de advertencia a partes del mundo amenazadas por el cambio climático.

"Estos incendios se convertirán en eventos muy frecuentes. Eso es lo que nos dice la ciencia", dijo Brown.

"Es un indicador real de cosas malas por venir, y con suerte servirá para despertar a personas que en este momento son demasiado complacientes", agregó.