•  |
  •  |
  • END

La marina estadounidense logró liberar ayer domingo al capitán norteamericano del portacontenedores “Maersk Alabama”, Richard Philipps, secuestrado cinco días atrás en el Océano Indico por piratas somalíes, de los cuales tres murieron y otro ha sido detenido.

La Marina rescató a Philipps reveló en un comunicado la V Flota estadounidense, precisando que tres de los cuatro secuestradores que lo retenían en un bote salvavidas habían muerto durante la operación y que el otro estaba detenido.

El capitán fue llevado ileso al “USS Bainbridge”, uno de los dos barcos de guerra de la marina estadounidense que habían sido enviados a la zona, “donde pasó una revisión médica, habló con su familia y está descansando confortablemente”, añadió el comunicado.

Momentos antes, la portavoz del Departamento de Estado, Laura Tischler, confirmó a la AFP que Phillips había sido rescatado “sano y salvo”, sin dar detalles sobre la operación.

Obama reacciona con decisión

En una primera reacción, el presidente estadounidense, Barack Obama, se alegró de la liberación de Philipps y aseguró que su país estaba “decidido” a detener el aumento de la piratería en esa región y a seguir trabajando con otros Estados para “prevenir futuros ataques”.

La liberación del capitán se produjo después de que un jefe tribal de Garacad, una de las bases de los piratas en la autoproclamada región autónoma de Puntland (noreste de Somalia), anunciara la reanudación de las negociaciones sobre la puesta en libertad de Richard Phillips.

El portacontenedores, con 20 tripulantes a bordo, fue atacado el miércoles pasado por piratas frente a las costas de Somalia en el Océano Índico.

La tripulación logró retomar el control del buque el miércoles de noche y sólo el capitán quedó como rehén de cuatro piratas en el bote salvavidas, que ha sido vigilado estrechamente por las Fuerzas Armadas estadounidenses.

El “Maersk Alabama” y el resto de la tripulación llegaron el sábado a lo que era su destino inicial, el puerto keniano de Mombasa.

Remolcador italiano en manos de piratas

Por otra parte, un remolcador italiano, el “Buccaneer”, con 16 personas a bordo (10 italianos, cinco rumanos y un croata), fue capturado el sábado en el golfo de Adén por piratas somalíes, que también secuestraron en la última semana a barcos de bandera británica, taiwanesa, alemana y yemení.

El domingo, los piratas llevaban el remolcador rumbo a las costas del pueblo de Lasqorey, en el golfo de Adén.

“El remolcador se dirige hacia Lasqorey, con más de diez piratas a bordo. También hay tres lanchas rápidas que lo escoltan”, declaró a la AFP bajo anonimato uno de los responsables de los piratas somalíes desde Eyl, su principal feudo en Puntland.

Esta información fue confirmada a la AFP por un comerciante que vendió combustible a este grupo de piratas.

El secuestro del barco italiano se produjo un día después de la dramática liberación, el viernes, por el ejército francés, del velero “Tanit”. Uno de los rehenes y dos piratas murieron durante la operación.

Los cuatro rehenes franceses rescatados llegaron ayer domingo a París.

Poco después de su llegada el ministro francés de Defensa, Hervé Morin, exhortó a sus conciudadanos a “no aventurarse” en las costas de Somalia.