•   San Juan, Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, insistió hoy que se revisarán caso a caso todas las muertes registradas tras el paso del huracán María, que en septiembre arrasó la isla, con el objetivo de que no haya duda sobre si los fallecimientos están relacionados con el ciclón.

La cifra oficial el Gobierno es de 64 muertes relacionadas directa o indirectamente con el huracán María. Rosselló dejó claro que no se realizará ningún estimado nuevo de muertes sin que haya una confirmación firme de cada fallecimiento, además de subrayar en que desde el primer momento se advirtió de que la cifra de muertes relacionadas con la catástrofe iría en aumento conforme pasaran las semanas y meses.

"Vamos a comunicarnos con los médicos", dijo Rosselló en conferencia de prensa, tras matizar que se interrogará a los galenos para que reconsideren si los fallecimientos certificados por cualquier causa pudieran, de alguna manera, relacionarse con el huracán María.

Las palabras de Rosselló llegan después de que el lunes ordenara al Registro Demográfico y al Departamento de Seguridad Pública que lleven a cabo una revisión e inspección minuciosa de todas las muertes ocurridas desde que azotó el huracán María, hace casi tres meses, independientemente de lo que diga el certificado de defunción.

"Establecimos un protocolo y nos basamos en certificados de defunción", apuntó el jefe del Ejecutivo, para quien lo importante es que en todo el proceso se imponga la claridad.

La cifra de poco más de 60 muertes atribuidas por el Gobierno de Puerto Rico al huracán María contrastan con las que barajan algunos medios estadounidenses, que sitúan las defunciones por encima del millar.

"Vamos a evaluar todos los certificados de defunción" resaltó, tras asegurar que el "esfuerzo de los medios es bienvenido", pero que las "formas de medir son distintas" a las del Ejecutivo.

"Nuestro recuento siempre se hizo de forma clara", insistió, después de matizar que aunque lento el proceso que lleva a cabo el Gobierno de Puerto Rico es "diligente y transparente". Rosselló recordó que en desastres similares que afectaron territorios estadounidenses como el huracán Katrina el recuento llevó años el completarse.

"Abriremos todos los libros", dijo al añadir que carece de sentido aumentar o disminuir el número de fallecidos sin ceñirse a la realidad.