•   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • EFE

China endurecerá el control de las emisiones contaminantes de vehículos nuevos con unas medidas más estrictas y homogéneas para todo el país, anunció hoy en un comunicado el Ministerio de Protección Medioambiental.

En concreto, habrá límites más estrictos a las emisiones de monóxido de carbono, hidrocarburos totales, óxidos de nitrógeno y partículas sólidas por parte de los vehículos nuevos, y se pedirá a las autoridades locales que las apliquen lo antes posible.

El Ministerio señaló que China fomentará la investigación y el desarrollo de automóviles que utilicen combustibles alternativos como el gas natural, gas licuado de petróleo (GLP), etanol o biodiesel.

Además, dará preferencia a los vehículos que utilicen estos combustibles y energías verdes "en el transporte público, el sector sanitario, correo y logística".

Según la agencia oficial Xinhua, el Ministerio señaló que el control de la contaminación de los vehículos de motor por parte de China se equiparará al nivel internacional de aquí a 2020, para cuando además se reciclará el 95 % de los coches que se retiren de la circulación.

El Gobierno lanzó en 2013 un plan quinquenal para promover la limpieza y calidad del aire, a través de medidas como el cierre de fábricas, limitar los vehículos más contaminantes y reemplazar el carbón por energías más limpias para calentarse y cocinar en los hogares.