•   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Fiscalía de Ecuador informó hoy que tres sospechosos, ya detenidos, son investigados por el violento asesinato de una niña de 9 años de edad en la ciudad andina de Loja, en el sur del país.

La Unidad Judicial Penal de Loja dictó prisión preventiva contra tres sujetos identificados como José N., Manuel A. y Tania Y., por su presunta participación en los delitos de trata de personas, violación y asesinato, informó la Fiscalía en un comunicado.

El Ministerio Público, además, solicitó la aplicación de una normativa sobre la acumulación de penas, por lo que los responsables podrían ser sometidos hasta un máximo de 40 años de prisión.

La violencia contra menores es un fenómeno preocupante en la sociedad ecuatoriana y distintos organismos nacionales e internacionales han advertido de que alcanza niveles alarmantes.

De hecho, en la próxima consulta popular del 4 de febrero, convocada por el presidente Lenín Moreno, se incluye una pregunta a la ciudadanía para que los crímenes sexuales contra menores no puedan prescribir.

En una audiencia de formulación de cargos por el crimen de la pequeña Emilia, la jueza Aura Janet Pardo Montero aceptó la petición fiscal y dispuso, además, la prohibición de enajenar bienes y la congelación de sus cuentas bancarias.

En el texto, la Fiscalía recordó que tras recibir al denuncia formal sobre la desaparición de la menor, inició una indagación que le permitió efectuar varios allanamientos y obtener información relevante que condujo al hallazgo del cuerpo de la niña identificada como Emilia B.

Los restos de la menor fueron descubiertos en una quebrada en la vía que une a Loja con la localidad de Chuquiribamba (sur).

El padre de la menor, horrorizado por la muerte de su hija, contó que el cadáver fue encontrado destrozado e incinerado, según publicó el diario El Comercio en su portal web.

"Es una cosa horrorosa lo que hicieron con mi pequeñita", dijo entre sollozos, mientras se preparaba para acompañar una manifestación organizada por familiares, amigos y vecinos de Loja para exigir justicia por el crimen, respeto por los niños y medidas de seguridad permanentes en los exteriores de los centros educativos de Loja.