•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Francia se encamina a cerrar el año 2017 con un récord en el turismo, gracias al regreso de los visitantes extranjeros, principalmente estadounidenses y japoneses, tras dos años más bajos a raíz de los atentados yihadistas.

"Estamos en niveles aún mejores que antes de los atentados de 2015 y nos encaminamos hacia un récord de número de visitantes para el año", dijo a la AFP Frédéric Valletoux, presidente del Comité Regional de Turismo de la región parisina.

En los diez primeros meses del año, Francia ha conseguido los mejores resultados de la última década en términos de frecuentación hotelera, con 28,2 millones de personas para la capital, París, y sus alrededores. Un resultado conseguido gracias a la clientela extranjera, que "nunca antes había sido tan numerosa", según Valletoux.

"La llegada de turistas extranjeros está en alza de 14,4% desde inicios de año. Sobre todo de japoneses, en aumento de 36%, que tienen además un fuerte poder adquisitivo, y estadounidenses", que representan el primer grupo de visitantes extranjeros, señaló Valletoux.

En todo el territorio francés, se alcanzaría un récord en 2017 "histórico" de entre 88 y 89 millones de visitantes extranjeros.

"La hotelería francesa necesitó unos 18 meses para superar el impacto de los ataques terroristas" y el año 2017 va a terminar con "un importante aumento de la frecuentación, lo que nos acercará a los niveles más altos de antes de la crisis y a una tasa de ocupación en alza de 4 puntos, a 68,2%", se congratuló Vanguelis Panayotis, presidente de la consultora especializada MKG Consulting.

En los hoteles de lujo, que sufrieron mucho de la deserción de los turistas extranjeros, los resultados son buenos, "aunque aún estamos por debajo del 73% de tasa de ocupación registrada antes de los atentados de París" de noviembre de 2015, señaló Christophe Laure, de la unión de hoteleros Umih.