•   Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La nueva cúpula de las Fuerzas Armadas de Honduras asumió ayer, encabezada por el jefe del Estado Mayor Conjunto, general René Orlando Ponce, en medio de la crisis que vive el país por un supuesto “fraude” en los comicios del 26 de noviembre, que dan la victoria al presidente Juan Orlando Hernández.

Ponce recibió ayer el bastón de mando de parte del saliente jefe del Estado Mayor Conjunto, el mayor cargo militar en Honduras, general Francisco Isaías Álvarez, en una ceremonia celebrada en una academia militar de Tegucigalpa y presidida por Hernández.

En su discurso, Ponce se comprometió a respetar los derechos humanos y “cumplir” las instrucciones del alto mando relacionadas con el combate del narcotráfico, delincuencia común y crimen organizado, con el fin de “recuperar la paz y la tranquilidad” en el país centroamericano.

“Buscaremos la unidad y la reconciliación del pueblo hondureño.

Me comprometo a desempeñar este cargo con honor, lealtad y sacrificio basado en lo justo, legal y correcto”, subrayó. Ponce asumió el mando militar en medio de una crisis política

agudizada el domingo pasado, cuando el Tribunal Supremo Electoral (TSE) proclamó presidente electo a Hernández, lo que rechaza la Alianza de Oposición, cuyo candidato Salvador Nasralla, alega un “fraude” en su contra.

Hernández reiteró ayer su propuesta de iniciar un diálogo con todos los sectores para buscar una solución a la crisis, que según la oposición ha dejado más de 20 muertos y millonarias pérdidas.

“Yo estoy listo para hacer mi parte y esperamos que todos sepan lo que significa para construir una nueva nación. No podemos estar aislados y hoy Honduras tiene nuevas alianzas que ayudarán a crecer el país, no podemos seguir siendo pequeños, estamos en una ubicación especial y hay que sacarle provecho”, subrayó Hernández.

Nasralla reiteró el miércoles que está dispuesto a dialogar con Hernández, solamente si le reconoce que fue él quien ganó las elecciones.

Tarea difícil

El nuevo jefe militar indicó que su tarea será “difícil”, pero que trabajará en el acompañamiento de misiones de seguridad y combate a las pandillas y el narcotráfico que, según las autoridades hondureñas, son las principales causas de los índices de violencia en el país, que a diario registra un promedio de once muertes.

“Es mi mayor deseo mantener la armonía con nuestra sociedad, para eso seguiremos cumpliendo con el irrestricto respeto a los derechos humanos, la búsqueda constante de un diálogo que nos permita alcanzar la unidad y la reconciliación entres los hermanos hondureños”, subrayó el nuevo jefe castrense.

Ponce, que era el comandante del Ejército de Honduras, agradeció a Hernández por su nombramiento y aseguró que su mandato se regirá en “un marco en el que prevalezca siempre hacer lo justo, lo legal y lo correcto”.

También ejerce su cargo a partir de este jueves el subjefe del Estado Mayor Conjunto, el general Reinel Fúnez.