•   Niamey, Níger  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente francés, Emmanuel Macron, llegó este viernes a Níger para celebrar anticipadamente la Navidad con cientos de soldados franceses desplegados para luchar contra los grupos yihadistas en el Sahel.

El mandatario fue recibido al descender del avión por su homólogo nigerino Mahamadou Issoufou, con quien mantendrá un encuentro oficial el sábado.

Acompañado por la ministra de Defensa, Florence Parly, Macron debía luego dirigirse en ese mismo aeropuerto a la importante base aérea de avanzada de la operación Barkhane, donde lo esperan los soldados franceses para un breve discurso seguido de una cena.

Después de Gao, Uagadugú y Abiyán, esta corta visita de unas veinte horas a Niamey evidencia la prioridad que el jefe del Estado francés da a la estabilización del desértico centro de África Occidental.

"Estoy muy presente porque es aquí donde se juega una parte importante de nuestra batalla (...) No podemos luchar de manera eficaz contra el terrorismo si no tenemos una acción en el Sahel", explicó el domingo pasado en el canal de televisión France 2.

Con 500 hombres, aviones de caza Mirage 2000, aviones de transporte y drones, esta base es el "núcleo aéreo" de Barkhane, la operación militar exterior más importante dirigida actualmente por Francia.

Por ella pasan la mayoría de los 4.000 soldados franceses distribuidos en los cinco países cubiertos por Barkhane (Mali, Chad, Burkina Faso y Mauritania).

Como es tradición, Emmanuel Macron cenará con 700 comensales, una gran mayoría de ellos soldados franceses, pero también unos cuarenta militares alemanes que comparten la base.

Por iniciativa suya, la cena fue preparada por el cocinero del Elíseo, Guillaume Gomez, que se desplazó a la base.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus