•   Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El opositor hondureño Salvador Nasralla, quien denunció un fraude en su contra en los comicios presidenciales de noviembre, dijo ayer que quedó “fuera de escena” y que la alianza que lo postuló fue “diluida”, tras el reconocimiento de EE. UU. al triunfo del presidente Juan Orlando Hernández.

“Ya con la decisión de Estados Unidos yo quedo fuera de escena, si bien es cierto soy un líder (pero) yo no tengo partido político (...), y tras el comunicado de hoy (de EE. UU.) la Alianza (de Oposición) queda diluida”, subrayó Nasralla.

El gobierno estadounidense felicitó ayer al mandatario Hernández por su reelección en los comicios del 26 de noviembre en Honduras, país que no celebra segunda vuelta presidencial y donde la Alianza de Oposición contra la Dictadura no reconoce los resultados de los comicios.El expresidente hondureño Manuel Zelaya mantenía ayer las protestas.

Nasralla criticó a Estados Unidos por “avalar” el fraude en Honduras y reconocer el triunfo de Hernández en las elecciones pasadas, en las que el presidente actual logró el tercer triunfo al hilo del Partido Nacional.

Te interesa: La policía desaloja pacíficamente a manifestantes en Honduras

“Me interesa que quede un precedente de que el Gobierno de Honduras no fue electo por la mayoría del pueblo, sino que fue impuesto por la voluntad de Estados Unidos”, enfatizó.

Estados Unidos es “un gran peso” en América y Honduras, donde “avaló el fraude”, señaló Nasralla, quien dijo que espera que la Organización de Estados Americanos (OEA) convoque en enero próximo a su Consejo Permanente para demostrar que hubo “fraude” en las elecciones.

De interés: Crisis hondureña obliga a Nicaragua a enviar mercancías por Costa Rica

“Vamos a ir a la OEA para saber si tiene razón de continuar existiendo o si solo es una mampara que está ahí para cobrar un presupuesto”, añadió, e insistió en que el Gobierno que tendrá Honduras en los próximos cuatro años será “producto del fraude avalado por EE. UU. por intereses políticos de ellos”.

Molesto con la MOE UE

Señaló que no reconoce la victoria de Hernández porque está seguro de que él ganó los comicios, y denunció que la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (MOE UE) “recibió dinero”.

para avalar el “fraude” en el país, donde, dijo, “no hay voluntad” para favorecer a los más pobres.

Nasralla lamentó que en Honduras “los políticos honrados no tienen futuro”, pues él pensó que “se podía quitar a los corruptos, pero es imposible”, aunque reconoció que fue “una muy bonita experiencia” participar en política.

Agregó que él pretendía instaurar en Honduras un “gobierno de centro que manejará con manos limpias, pero ellos (EE. UU.) no entendieron y aceptaron que Honduras tiene un gobierno corrupto, con narco Estado”.

Dispuesto al diálogo

Nasralla reiteró que está dispuesto a participar en un diálogo “siempre y cuando sea para buscar el bien del país y con actores que quieran ese bienestar para Honduras”.

El presidente hondureño comenzó el miércoles reuniones preparatorias para entablar un diálogo que alivie la crisis en el país agudizada el domingo, cuando el TSE lo declaró gobernante electo.

Más temprano, el expresidente hondureño Manuel Zelaya condenó que EE. UU. haya reconocido el triunfo de Hernández y afirmó que la Alianza de Oposición seguirá en protesta en las calles, pese a que Nasralla sale de la escena política.

“Esa gente (de EE. UU.) es falsa”, enfatizó Zelaya quien estuvo ayer al frente de una protesta en una carretera que de Tegucigalpa conduce a los pueblos cercanos de Santa Lucía y Valle de Ángeles, donde viven muchas personas que trabajan en la capital, que ya fue desalojada por los militares y la policía. Las manifestaciones violentas de este viernes se registran, además, en el departamento de Colón, en el Caribe del país. 

Muere policía hondureño que fue herido en protestas

• Un policía que resultó el pasado martes herido grave durante una protesta violenta por el supuesto fraude en las elecciones del 26 de noviembre en Honduras que alega la oposición, murió ayer en un hospital y será declarado “héroe” del país, informaron fuentes policiales y militares.

El fallecimiento del policía, identificado como Maikin Enoc Ramírez, de 23 años, fue confirmado este viernes a periodistas por el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Honduras, general René Ponce.

Ramírez murió en un hospital de San Pedro Sula, norte del país, a donde fue trasladado el martes tras el suceso, en el que simpatizantes de la Alianza de Oposición contra la Dictadura quemaron la estación policial del barrio El Berlín de El Progreso, departamento de Yoro.

El policía sufrió heridas en la cabeza causadas por “una bomba molotov con clavos y esquirlas (de bala) que manifestantes violentos y miembros de pandillas intencionalmente lanzaron” cuando incendiaban la estación, según un informe de la Policía hondureña.