•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, se declaró ayer respetuoso del debido proceso en el caso del diputado oficialista Julio Juárez, sancionado por Estados Unidos a través de la Ley Magnitsky.

“Esa pregunta es un poco complicada. Siempre he sido una persona solidaria, respetuosa, los debidos procesos son importantes”, respondió el presidente a los periodistas que lo cuestionaron sobre el caso del parlamentario y que si le daba su respaldo.

Morales comentó que aún no ha platicado con el legislador porque “creo que está de viaje” y que antes de pronunciarse sobre cualquier situación, cree que las personas tienen derecho a defenderse y a presentar sus argumentos.

En su opinión “hay que darle el tiempo prudencial” al diputado.

Juárez, del gobernante partido Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), acusado de ordenar el asesinato de dos periodistas en 2015 cuando era alcalde de Mazatenango, Suchitepéquez (sur), fue incluido en la Lista de Extranjeros Especialmente Designados del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Esa decisión le restringe viajar a los EE. UU., donde también le congelan sus activos e impide a empresas de ese país a realizar transacciones con él.

El parlamentario perdió su inmunidad en noviembre pasado y es investigado por supuestamente haber ordenado los ataques contra los periodistas, uno de los cuales, Danilo López, falleció a causa de las heridas de bala.