•   Puebla, México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El exsecretario de Salud del oriental estado mexicano de Veracruz Juan Antonio Nemi Dib fue arrestado hoy acusado de desvíos de recursos públicos, informaron las autoridades locales.

La detención del exfuncionario, muy cercano al exgobernador de Veracruz Javier Duarte, también ante la Justicia, ocurrió en el central estado de Puebla, desde donde fue trasladado a la penitenciaría de Pacho Viejo en Veracruz, para enfrentar los cargos en su contra.

Nemi Dib trabajó en el Gobierno de Duarte (2010-2016) emanado del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI). Duarte se encuentra actualmente preso acusado de los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada y se le señala de desviar recursos públicos del orden de los 45.000 millones de pesos (unos 2.280 millones de dólares).

Con el arresto del exsecretario de Salud -acusado de incumplimiento de un deber legal, peculado y abuso de autoridad- suman seis los exservidores públicos del estado bajo proceso por malversación de fondos públicos.

El exfuncionario de Duarte fue detenido por elementos de la Agencia Estatal de Investigación Puebla, en coordinación con la Fiscalía General del Estado de Veracruz.

La detención se realiza en cumplimiento de una orden de aprehensión girada por un juez local desde el mes de julio y debido a irregularidades detectadas en la construcción de la Torre Pediátrica de Boca del Río que ascienden a 30 millones de pesos (1,51 millones de dólares).

Juan Antonio Nemi Dib estuvo al frente de la Secretaría de Salud del año 2012 al 2014. También fue director del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y secretario ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública. De los ahora seis exfuncionarios bajo proceso penal, cinco de ellos se encuentran en prisión y uno es prófugo de la justicia.

Entre estos, el exsecretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, se encuentra preso en el penal de Pacho Viejo acusado de los delitos de abuso de autoridad y tráfico de influencias.

De acuerdo con diversas investigaciones, el exjefe policiaco y su familia estaría ligado a 21 empresas y 8 testaferros. En la lista se incluía dos residencias con un valor multimillonario. La excoordinadora de Comunicación Social Gina Domínguez Colio está también presa por los presuntos delitos de abuso de poder, incumplimiento de un deber legal y coalición en contra del servicio público.

El actual gobierno, de Miguel Ángel Yunes Linares, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), acusa a Domínguez Colio de pagar cien millones de pesos (10,2 millones de dólares) a empresas fantasmas.

Los otros imputados son el exsecretario de Finanzas y Planeación Mauricio Audirac; el exdirector del Régimen Estatal de Protección Social en Salud Leonel Bustos Solís; y el exdirector de Comisión de Agua del Estado de Veracruz (CAEV) Francisco Valencia García. Este caso se suma a una larga lista de funcionarios de nivel medio y alto que son acusados de corrupción en México.

Esta misma semana se detuvo al exsecretario del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Alejandro Gutiérrez, acusado de desviar unos 13 millones de dólares triangulando recursos, con el supuesto consentimiento de Hacienda, para financiar la campaña electoral del PRI en Chihuahua.

En los últimos años han sido acusados de corrupción los exgobernadores de Veracruz Javier Duarte; Tomás Yarrington, de Tamaulipas; Roberto Borge, de Quintana Roo; César Duarte, en Chihuahua, y de Sonora, Guillermo Padrés. Javier Duarte, de Veracruz, fue extraditado en julio desde Guatemala acusado de delincuencia organizada y lavado de dinero.