•   Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El excandidato opositor hondureño Salvador Nasralla, que denunció fraude en las elecciones presidenciales pasadas, anunció ayer la creación de una “fuerza nacional” para convocar un “verdadero diálogo nacional” en Honduras.

“He concluido mi etapa como candidato de la oposición, pero hay que seguir luchando ahora como una fuerza nacional, que incluya a la gente buena de las Fuerzas Armadas, a los empresarios honestos, a los jóvenes, a los trabajadores, a los gremios, a todas las personas que luchan por una Honduras en la que exista Estado de derecho para restituir la democracia en nuestro país”, dijo Nasralla.

En un mensaje a través de Facebook, Nasralla señaló que convocará “en los próximos días” a todos los sectores de la sociedad “a un verdadero diálogo nacional inclusivo”.

“Necesito que se acabe el derramamiento de sangre y los asesinatos ordenados por la Presidencia de la República”, enfatizó, y agradeció a la Alianza de Oposición por su postulación presidencial.

El anuncio de la “fuerza nacional” ocurre un día después de que Nasralla anunciara que se hacía a un lado en la contienda luego de que Estados Unidos felicitó a Juan Orlando Hernández, actual presidente de Honduras, por su triunfo en las elecciones.

Llegarán organismos de DD.HH.   

Nasralla aseguró que los organismos de derechos humanos internacionales lo apoyan y anunció que en los próximos días llegarán al país para constatar la situación.

Enfatizó que el gobierno de Hernández “no podrá tener gobernabilidad”, y afirmó que junto al Partido Liberal, la Alianza de Oposición contra la Dictadura y “todas las fuerzas del país” defenderá “esta realidad que dice que el 80% de la gente en Honduras no quiere que Juan Orlando Hernández esté en la Presidencia”.

Hernández fue proclamado presidente electo el pasado fin de semana por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) con 42.95% de los votos, frente al 41.42% de Nasralla.

Nasralla dijo que espera que se realice “el diálogo nacional”, como ha pedido la Embajada de Estados Unidos, “para encontrarle una salida a la ingobernabilidad que ya estamos viviendo”.

Pidió, además, que la “fuerza nacional” contribuya a generar “el verdadero sentido de gobernabilidad que se necesita en Honduras para ser una nación normal”.