•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los dos principales partidos independentistas catalanes - JxCat y ERC - mostraron diferencias sobre quién puede ser el candidato a presidente de esa región tras las elecciones del pasado jueves.

Aunque el triunfo fue para Ciudadanos, fuerza defensora de la unidad de España, con 37 escaños, los secesionistas controlarán el Parlamento autonómico gracias los 33 de JxCat y 32 de ERC, completados con los cuatro de otra formación independentista, la CUP.

La intención de esos partidos es recuperar lo que llaman el "Gobierno legítimo", el que presidía Carles Puigdemont y fue destituido por el Ejecutivo español para restablecer la legalidad constitucional tras una declaración de independencia ilegal aprobada por el Parlamento autonómico el 27 de octubre.

El problema es que Puigdemont se marchó a Bruselas pocos días después y allí, junto a otros cuatro exconsejeros de su Gabinete, elude la acción de la Justicia española, que le acusa de rebelión y sedición y que ha dictado orden de detención en cuanto vuelva a España.

Puigdemont se comprometió a volver a España si ganaba las elecciones, pero en estos últimos días no ha aclarado sus intenciones y por eso hoy sus aliados y rivales electorales de ERC se han ocupado de recordarle su promesa.

Así, el exconsejero de Justicia y diputado electo Carles Mundó (ERC) ha asegurado que en el caso de que Puigdemont se quede en Bruselas para evitar la prisión el cargo lo podría asumir su exvicepresidente, Oriol Junqueras, líder de ese partido.

"Encaja en la idea de gobierno legítimo que se ha planteado en todo momento", añadió Mundó, aunque Junqueras está en la cárcel desde hace semanas por las mismas acusaciones que contra Puigdemont.

El 4 de enero Junqueras comparecerá ante el Tribunal Supremo para revisar su situación penal, por lo que podría dejar la cárcel de manera provisiones y quedar en libertad con medidas cautelares.

La respuesta de JxCAt la ha dado el exconsejero de Presidencia y también diputado, Jordi Turull, quien defendió la candidatura de Puigdemont y llamó a "no gastar energías con otras hipótesis" porque eso sería "una rendición".

La que sí puede recuperar su antiguo puesto como presidenta del Parlamento autonómico es Carme Forcadell (independiente en la lista de ERC) y que está en libertad provisional a la espera de juicio por los mismos delitos que el resto de investigados.

Fuentes de la dirección de JxCat dijeron hoy que su objetivo es restituir "todas las instituciones legítimas catalanas tal y como estaban previamente a la aplicación" de las medidas constitucionales del Gobierno español del 27 de octubre.

Eso incluye votar a Carmen Forcadell como presidenta del Parlamento, segundo cargo institucional de la región, y apostar por Puigdemont como presidente del Gabinete autonómico.