•   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La campaña "Alashan Tebniha" ("Para que lo construyas", en referencia a Egipto) anunció hoy que ha recaudado más de doce millones de firmas para que el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, pueda ser candidato de nuevo en las elecciones previstas para 2018.

Según la página de la campaña en Facebook, hasta el día de ayer fueron reunidas 12.132.640 firmas correctas, mientras que 239.361 peticiones han sido rechazadas por falta de datos o errores.

La campaña empezó hace tres meses y tiene sedes y coordinadores en las 27 provincias del país y, según su página oficial, "desde su lanzamiento, tiene presencia en la calle entre las personas y observa sus aspiraciones".

Asimismo, la iniciativa informó de que ha organizado "más de doscientos convoyes médicos y de alimentos para ofrecer servicios médicos y alimenticios a las localidades más necesitadas de Egipto". Al mismo tiempo, la campaña busca concienciar a los ciudadanos de "los peligros y retos a los que se enfrenta el Estado egipcio en la fase actual", sin detallar cuáles son.

La recogida de firmas es una de las vías estipuladas por la ley para que un candidato se pueda presentar a las elecciones en Egipto y estas tienen que provenir de varias provincias del país.

La otra vía es el respaldo de un número de diputados del Parlamento, lo cual tampoco le resultaría difícil a Al Sisi, que cuenta con el apoyo de toda la Cámara, en la que apenas hay oposición.

Se da por sentado que el mariscal se presentará a la reelección el próximo año, aunque todavía no ha anunciado oficialmente su candidatura. Mientras, otros posibles candidatos a la presidencia están siendo apartados de la carrera electoral, como es el caso del coronel Ahmed Qonsoua, que fue condenado esta semana a seis años de cárcel por un tribunal militar por expresar su deseo de competir en los comicios.

Otro posible candidato, el destacado abogado de derechos humanos Jaled Ali está a la espera de un veredicto, previsto para enero, que decidirá su futuro político.

El exprimer ministro egipcio y excandidato presidencial, Ahmed Shafiq, regresó recientemente a Egipto para poder participar en las elecciones, pero todo apunta que no le será fácil.