Secciones
Multimedia

Iglesia pide a Estados Unidos asegurar respeto a derechos de migrantes indocumentados

Foto por: ARCHIVO / END

El TPS, que otorga permisos temporales para residir y trabajar en Estados Unidos, fue abierto para El Salvador en 2001

El Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos deberá definir a más tardar el 7 de enero si renueva el TPS para los salvadoreños, cuya última prórroga vence el 8 de marzo.

La Iglesia católica de El Salvador pidió este domingo a Estados Unidos asegurar el "respeto" a los derechos de los migrantes que se encuentran en esa nación en forma indocumentada.

"Pedimos vehementemente al señor presidente de los Estados Unidos (Donald Trump), al Congreso y a todas las autoridades de esa gran nación que en ésta significativa fecha de la Navidad que velen porque se les respete los derechos a nuestros hermanos migrantes", señaló el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar.

En una rueda de prensa tras oficiar la misa dominical en la catedral de la capital, Escobar dijo que la Iglesia salvadoreña se "duele" por "el triste drama que están viviendo muchos de nuestros hermanos migrantes".

"Por el solo hecho de ser migrantes y carecer de documentos legales no son criminales, todos somos hermanos", recordó el arzobispo de San Salvador.

El llamado de la Iglesia salvadoreña surge en momentos en que Washington evalúa si renueva el Estatuto de Protección Temporal (TPS) a 190.000 salvadoreños.

El TPS, que otorga permisos temporales para residir y trabajar en Estados Unidos, fue abierto para El Salvador en 2001, luego que el país fuera duramente afectado por dos terremotos, el 13 de enero y el 13 de febrero de ese año.

El Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos deberá definir a más tardar el 7 de enero si renueva el TPS para los salvadoreños, cuya última prórroga vence el 8 de marzo.

El canciller salvadoreño Hugo Martínez ha efectuado en los últimos meses un intenso cabildeo en esa nación en busca de apoyo entre congresistas y empresarios para renovar el programa para los salvadoreños.